La agencia espacial estadounidense ha puesto en órbita el pasado viernes cuatro naves astronáuticas de la misión MMS (Magnetospheric Multiscales) con el propósito de analizar un fenómeno denominado como reconexión magnética. Se considera que este efecto es el causante de algunas de las explosiones más intensas acontecidas en el sistema solar.

Los artefactos espaciales, ubicados uno sobre el otro en un cohete de United Launch Alliance Atlas V 421, fueron puestos en órbita desde Cbao Cañaveral, en Estados Unidos. Luego de colocarse en órbita, cada una de estas naves se fue desprendiendo de la porción superior del cohete, en intervalos exactos de 5 minutos.

Ingenieros de la #NASA comunicaron que las naves se encuentra perfectamente y en funcionamiento. En las siguientes semanas los científicos de la agencia harán que se desplieguen las antenas de los vehículos espaciales y evaluarán el desempeño de sus instrumentos. A continuación los observatorios de las naves MMS se posicionarán en formación piramidal, para proceder a los análisis científicos programados. Estos últimos iniciarán en septiembre.

La misión MMS servirá para obtener las primeras fotografías tridimensionales de la reconexión que acontece en la capa magnética que protege a la Tierra, la magnetósfera, dio a conocer la NASA en un comunicado a los medios.

El fenómeno de la reconexión magnética acontece cuando los campos magnéticos se vinculan, se separan y reconfiguran de explosiva manera, arrojando chorros de energía que pueden llegar a tener miles de millones de megatones de TNT (trinitrotolueno). Tales explosiones pueden arrojar partículas al espacio a una velocidad cercana a la de la luz.

Los ingenieros y científicos de la NASA esperan que la misión MMS no solamente les dará la oportunidad de comprender de mejor manera la reconexión magnética, sino que además tendrán mayores referencias acerca de eventos de gran magnitud en el espacio. Se trata de fenómenos capaces de alterar los sistemas tecnológicos contemporáneos como los sistemas de navegación GPS, las redes comunicacionales y las de suministro eléctrico.

Por medio del análisis de la reconexión en este laboratorio sideral, los expertos de la agencia espacial estadounidense podrán entender más profundamente el proceso tal y como se presenta en otros sitios, como la atmósfera solar y las de otros astros; en las proximidades de las estrellas de neutrones, los agujeros negros y otras zonas del espacio. #Investigación Científica