En el marco de una gira por diferentes naciones de América del Sur, Charles Bolden, líder de la agencia espacial estadounidense, ofreció interesantes detalles acerca del viaje a Marte que la #NASA tiene previsto realizar en el 2030.

En la ciudad de Lima, Bolden, jefe de la NASA, anunció los planes más importantes que tiene proyectados este organismo para los próximos años. Entre ellos destacan la exploración de Marte y una más profunda investigación del cambio climático.

Ante un auditorio repleto de jóvenes en la capital peruana, Bolden mencionó que la travesía astronáutica al planeta rojo se llevará a cabo por medio del proyecto Orión. Y aunque la misión está planeada para realizarse en el año 2030, actualmente se están llevando a cabo investigaciones basadas en el diseño de propulsores de gran potencia, que ayuden a disminuir la duración del viaje.

Bolden explicó a los universitarios peruanos que lo escuchaban, que a diferencia de lo que sucede con los traslados a la Estación Espacial Internacional o a la Luna, los cuales solo toman un par de horas o días, el viaje al planeta rojo, de ida y vuelta, durará aproximadamente un año, lo cual es bastante tiempo. Por ello, los ingenieros de la NASA están desarrollando propulsores nucleares, motores iónicos y sistemas de energía solar, capaces de coadyuvar a que el viaje se acorte.

Otros de los retos que deberá afrontar la NASA son las complicaciones biomédicas, ya que hasta el momento no se conocen las consecuencias reales para el organismo que se derivarán de viajar a Marte.

Bolden, respetado ex marine, mencionó que si bien han determinado que los riesgos de pérdida de un astronauta por la radiación que recibe estando en el espacio son muy pequeños, no se sabe nada acerca de los daños que pudiera padecer tras un largo periodo de tiempo en vuelo espacial o estando en Marte durante varios días. Eso es algo que debe ser averiguado tras varias investigaciones, manifestó el jefe de la agencia espacial estadounidense.

Para lo anterior, la NASA ha preparado el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), el cual tiene como objetivo llevar astronautas en la nave Orión a determinados asteroides y al planeta Marte. La primera misión relacionada con el SLS se llevará a cabo en el año 2018. No será tripulada y solo orbitará un asteroide.