#NASA ha seleccionado Elysium Planitia como zona de aterrizaje de la misión InSight en el territorio marciano. California será el lugar de lanzamiento de esta ambiciosa misión astronáutica, la cual tiene como objetivo explorar el interior del vecino planeta.

InSight, la denominación de este proyecto de la NASA, es un acrónimo de "Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport". Ha sido pensada para investigar cómo ha sido la evolución de mundos rocosos como la Tierra. La agencia espacial estadounidense considera que el sitio seleccionado es el adecuado para que la misión utilice al máximo sus sofisticados equipos tecnológicos.

El periodo de lanzamiento que se tiene previsto para la InSight es del 4 al 30 de marzo del 2016 y será la primera misión astronáutica que parta desde California. La preparación de los aparatos científicos en el vehículo espacial ha iniciado y el proyecto ha recibido el apoyo de distintas naciones que han colaborado con material y tecnología en una labor multinacional.

Elegir la zona de aterrizaje consideró cuatro sitios como posibles candidatos, los cuales fueron analizados el año anterior. Los cuatro se ubican en el interior de una llanura denominada "Elysium Planitia" y todos parecen seguros para la llegada de la nave InSight a Marte. Cada zona continuará siendo evaluada en los siguientes meses para la etapa final de selección a finales del 2015.

De detectarse complicaciones en este lugar, uno de los otros podría ser el elegido. El área del territorio marciano que lleva la delantera, es calificado por el responsable de este proceso de selección, Matt Golombek, como una zona maravillosa, precisamente donde se querría aterrizar una nave espacial, por ser plano y liso. Además, de acuerdo a las fotografías que se tienen del lugar, es un espacio con escasas rocas.

Una vez que la nave InSight llegue a Marte, en septiembre de 2016, la misión estudiará las características del manto, la corteza y el núcleo del planeta rojo. Este mundo proporciona una ocasión valiosa para hallar pistas que ya no existen en la Tierra, acerca de la evolución que tuvieron los planetas rocosos como Mercurio, Venus, Marte y la Tierra.