Ingresará en su órbita el viernes y lo que detecte ayudará a comprender mejor el surgimiento del Sistema Solar y de nuestro propio planeta. De manera que el día 6 de marzo la nave Dawn de la agencia espacial estadounidense ingresará en la órbita de este enigmático planeta del tamaño de Texas, es decir, unos 950 kilómetros de diámetro.

Se trata del objeto de mayor tamaño ubicado en el cinturón de asteroides y podría contener agua en abundancia. Los astrónomos consideran que la expedición al planeta enano puede ofrecer valiosos datos relacionados a los orígenes mismos del sistema solar y por lo consiguiente también del planeta Tierra.

Robert Mase, responsable principal de la misión Dawn en la #NASA, asegura que esta nave espacial está cerca de conseguir algo histórico. Todos los relacionados con este proyecto, en el centro de operaciones, están listos y entusiasmados de conocer lo que Ceres está a punto de revelar.

Las más recientes fotografías de este planeta enano nos muestran varios cráteres y un par de sorprendentes puntos luminosos que podrían esconder la clave para entender la formación de este, el primer objeto captado en el cinturón de asteroides, localizado entre Marte y Júpiter.

Conforme Dawn se aproxime a Ceres, los científicos investigarán más indicios de alteraciones en estos accidentes geográficos, para así comprobar que el planeta enano experimenta en la actualidad, ciertas actividades geologías.

Jim Green otro importante directivo de la NASA, comenta que el viaje a Ceres es un hito en la investigación espacial, una especie de apertura a una ventana que nos permite conocer los primeros tiempos tras la formación del sistema solar.

Desde que la nave Dawn inició su etapa de acercamiento final a Ceres, el pasado mes de diciembre, el vehículo astronáutico ha logrado varias fotografías de navegación óptica, en la rotación de nueve horas que tiene este planeta enano. Desde el día 25 de enero, Dawn nos ha enviado imágenes de gran resolución de este planeta enano y se anticipa que estas imágenes seguirán aumentando en su calidad.

Giuseppe Piazzi, astrónomo italiano, descubrió Ceres en 1801. Posteriormente conforme fueron hallándose más objetos parecidos en esa misma región del espacio, llegaron a ser denominados como planetas enanos o asteroides.