El orbitador Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) logró medir por primera ocasión, el nitrógeno molecular presente en un cometa. Se trata de una molécula de gran importancia en el ámbito terrestre, en especial por lo indispensable que resulta para propiciar la vida.

Rosetta arribó al cometa 67/P en agosto del 2014 y desde entonces ha estado recopilando copiosa información acerca de este objeto espacial y su cósmico entorno, aprovechando los alcances de los once aparatos científicos que lleva instalados.

Esta valiosa detección in situ de nitrógeno molecular en un cometa, se intentó desde hace tiempo, pero solo hasta que se logró el histórico alcance del 67/P, el deseado análisis fue finalmente concretado. El nitrógeno solo estaba relacionado con otros compuestos, como el amoníaco y el cianuro de hidrógeno.

El hallazgo de nitrógeno molecular es significativo, puesto que los científicos piensan que era el tipo más común de nitrógeno que había cuando el Sistema Solar estaba en periodo de formación. En las zonas exteriores con temperatura más baja, es posible que esta clase de nitrógeno fuera la fuente más considerable que acumularon los mundos gaseosos.

Por lo anterior no es extraño hallarlo en abundancia en la atmósfera densa de la luna Titán de Saturno. Y también fue detectado en las atmósferas de Tritón, una luna de Saturno y el planeta enano Plutón. Es en estos helados confines del Sistema Solar, donde se piensa que se gestó la familia de cometas que incluye al 67/P, actualmente orbitado por la nave Rosetta.

Estos resultados están basados en los más de 130 registros obtenidos con el dispositivo ROSINA (Rosetta Orbiter Spectrometer for Ion and Neutral Analysis instrument) de la nave espacial de la ESA, en el periodo comprendido entre el 17 y el 23 de octubre, cuando Rosetta se hallaba a solo 10 kilómetros del corazón de 67/P.

Otro cuerpo espacial poseedor de una atmósfera en donde el nitrógeno juega un papel determinante, es la Tierra. Los especialistas piensan que el origen de este elemento se dio a través de la tectónica de placas, por medio de volcanes liberando nitrógeno que se hallaba concentrado en las formaciones rocosas de silicato en el manto terrestre.

Pero una cuestión abierta aún, se refiere al rol que tienen los cometas en la difusión cósmica de este relevante componente. #Investigación Científica