No halló una cinta que señalara la meta, pero el vehículo explorador planetario Opportunity bien puede celebrar haber conseguido una hazaña atlética en la superficie marciana. El pasado martes, el rover de la #NASA completó su primer "maratón" en sus exploraciones del planeta rojo.

El Opportunity ha recorrido un total de 42, 195 kilómetros, pero en un tiempo bastante más extenso de lo que tardan los atletas: el robot de la NASA demoró 11 años y dos meses. John Callas, responsable del proyecto Opportunity en la NASA, afirma que, esta es la primera ocasión en la que un artefacto creado por el hombre ha completado la distancia correspondiente a un maratón estando en otro planeta.

Como una curiosa manera de celebrar esta hazaña astronáutica, Callas tiene planeado realizar en las instalaciones del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, un certamen de relevos con la distancia de un maratón, en la que participarán los científicos involucrados con el proyecto.

No obstante, no es el primer logro astronáutico que ha completado el Opportunity. El año anterior, este rover logró convertirse en el campeón de distancias largas de todos los vehículos de exploración astronáutica, puesto que rompió el record previo, conseguido por el rover Lunokhod 2 de la desaparecida Unión Soviética en nuestro satélite natural.

Pero el objetivo principal del Opportunity, no es romper marcas de distancias recorridas. Lo que ha estado haciendo desde que llegó al planeta rojo es realizar hallazgos científicos acerca de Marte y motivar a exploradores del porvenir para conseguir aún más. Esta es la opinión de Steve Squyres, investigador participante del proyecto Opportunity.

En varios sentidos el Opportunity es un robot notable y no solamente por las distancias que puede recorrer. Llegó a Marte hace 11 años para realizar una misión de únicamente tres meses. No obstante el rover desde entonces se ha mantenido en operación y ha logrado grandes hallazgos científicos, como por ejemplo, vestigios de agua líquida en la superficie del planeta rojo.

Conforme el Opportunity siguió en activo, mucho más allá de lo que se esperaba, los ingenieros de la NASA seleccionaron los bordes del cráter Endeavour, como su zona de exploración a largo plazo. Las indagaciones realizadas por el rover en los bordes de este cráter, han ofrecido datos sumamente valiosos en la búsqueda de vida microbiana en Marte.