Los científicos que se encuentran buscando los restos del literato Miguel de Cervantes en la iglesia de las Trinitarias de Madrid, donde se dice que fue enterrado, creen haber encontrado fragmentos óseos que podrían ser del autor del Quijote y su esposa, Catalina de Salazar. Esto lo dieron a conocer fuentes cercanas a la investigación.

Los fragmentos óseos, según los científicos, se hallaban disgregados y en muy malas condiciones, acumulados con los restos de otras personas en uno de los nichos de la cripta que exhibía las iniciales M.C. Los análisis de laboratorio parecen confirmar que los restos corresponden efectivamente al célebre Manco de Lepanto.

De acuerdo a esas mismas fuentes, el sitio que está siendo explorado no es el lugar de enterramiento donde fue depositado el cuerpo de Cervantes fallecido, en 1616, sino el punto donde fueron llevados sus restos óseos posteriormente, en 1673, cuando se realizaron labores de remodelación en la iglesia, actualmente reconocida como bien de interés cultural. El edificio en cuestión se ubica en el barrio de las letras, uno de los más céntricos de la capital española.

Para llevar a cabo la identificación del material óseo, los investigadores utilizaron un espectrómetro de masas. Con ello, el equipo de especialistas, dirigido por el forense Francisco Etxeberria analizaron las características óseas y dataron los restos que habrían coincidido con los del Manco de Lepanto y su esposa y otras personas que fueron enterradas por aquellos mismos años.

Sin embargo no se encontró la totalidad del esqueleto de Cervantes, sino solamente huesos en malas condiciones, lo cual confirma lo esperado por los científicos. Etxeberria está consciente de la dificultad que implica esta investigación y ya los anticipaba desde que fueron ubicados los sitios de enterramientos en la iglesia de las Trinitarias usando un georradar.

Etxeberria es un respetado profesor que formó parte del análisis de las fosas comunes de la Guerra Civil española y también de las investigaciones en torno a los restos de Salvador Allende, entre otros importantes estudios. Etxeberria encabezó esta segunda etapa del plan de recuperación y estudio del material óseo de la iglesia de las Trinitarias de Madrid, para plantear una plausible correspondencia con el autor del Quijote.

#Investigación Científica