Una de las formas tecnológicas de mayor antigüedad, la sencilla red para pescar, puede ser aprovechada para una nueva tarea, específicamente relacionada con la astronáutica: derribar satélites obsoletos.

La dinámica que siguen las redes puestas en órbita, ha sido comprobada por un vehículo aéreo que desarrollaba arcos parabólicos para generar pequeños lapsos de ingravidez.

Un ingeniero de la Agencia Espacial Europea (#ESA), Kjetil Wormnes, afirmó que él y su equipo de ingenieros dispararon redes de pesca, utilizando un aparato eyector de aire comprimido con una maqueta de satélite. En total fueron disparadas dos decenas de redes a lo largo de 21 arcos parabólicos realizados en dos días. Las redes iban instaladas dentro de empaques de cartón y al soltarse enredaron la maqueta con la forma de un satélite.

Wormnes afirma que el sistema parece funcionar perfectamente. Ha sido tan eficaz esta solución, que las redes tuvieron que ser abiertas con un cuchillo antes de poder lanzarlas de nuevo. Para efectuar esta prueba se utilizó una aeronave tipo Falcon 20, la cual voló a lo largo de 20 segundos dejándose caer desde las alturas, para así neutralizar la gravedad en el interior del avión.

Según Wormnes lo anterior fue registrado en vídeo con varias cámaras HD de gran velocidad. El propósito de la prueba fue evaluar la herramienta de simulación que se ha preparado. Con ella se podrían crear redes de tamaño suficiente como para llevar a cabo misiones de retiro de basura espacial.

Además, la ESA detalló en un comunicado que, de las dos variantes de redes utilizadas, las que tenían el hilado más delgado resultaron más efectivas que otras con el hilado de mayor grosor.

En el año 2021 se llevará a cabo la misión e.Deorbit de la ESA. Tiene como cometido examinar la eficacia de diferentes sistemas de eliminación de desechos espaciales. Retirar satélites antiguos inservibles o partes de cohetes que han sido lanzados y que flotan libremente en el espacio es de gran importancia para los expertos de la ESA.

Por el momento, además de este sistema que utiliza redes de pesca, también se está perfeccionando el proyecto Clean Space que se basa en la utilización de un brazo robótico, un rayo de iones y un gran arpón. Wormnes opina que su plan con redes de pesca ofrece la ventaja de adaptarse a una gran variedad de desechos y velocidades de rotación. #Investigación Científica