Se considera que la escasa movilidad que presenta el rover chino se debe a algún choque que han tenido con las rocas lunares. Yutu es un robot de exploración astronáutica que arribó a la Luna a finales del 2013. Posteriormente puso en actividad sus sistemas con el objetivo de realizar sus experimentos, pero ha presentado dificultades para desplazarse y su reparación parece ser imposible, reconocen los ingenieros chinos.

El jefe del programa de exploración lunar chino, Ye Peijian, dio a conocer a la agencia informativa Xinhua que el vehículo robótico, que fuera motivo de orgullo para los habitantes de esa nación oriental cuando logró ser colocado en la Luna, tuvo problemas en sus sistemas operativos y aunque el aparato está activo, actualmente no puede moverse.

Una de las posibles causas del mal funcionamiento de "Conejo de Jade" se debe a posibles impactos que ha tendido contra las formaciones rocosas de nuestro satélite natural.

El robot "Conejo de Jade" llegó a la Luna el 14 de diciembre del 2013, como parte de la misión Chang E3. El objetivo que tenía era desarrollar labores de análisis geológico y de minerales en el territorio selenita.

En su momento, el proyecto Yutu fue muy celebrado, ya que posicionaba a China como la tercera nación capaz de hacer llegar un artefacto a nuestro satélite natural, solo detrás de Rusia en 1976 y Estados Unidos, en 1972.

No obstante, ya desde su segunda noche lunar, la cual tiene 14 días terrestres de duración, en enero del año pasado, Yutu comenzó a tener dificultades mecánicas las cuales le han impedido moverse, si bien sus sistemas se mantienen operando.

Cabe recordar que Yutu fue colocado en la Luna con el apoyo de la nave Chang E3. Esta última misión se constituyó en la primera ocasión en que un vehículo espacial de China arribaba a nuestro satélite natural, en tanto que las naves Chang E1 y Chang E2, solo llegaron a orbitar la Luna.

Como quiera que sea, se considera aún como un gran logro el proyecto Yutu, ya que ha servido para evaluar la capacidad astronáutica de China. Este país ha hecho pública su intención de terminar de construir la estación espacial china Tiangong 1 (lo cual se tiene previsto para el 2020-2022) y de instalar una base lunar china.