Es un robot parte de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y se espera que se reactive el día de hoy o en cualquier momento. Algunos científicos e ingenieros de la ESA piensan que podría estar “despierto” ya. Philae es el nombre de este dispositivo robótico que logró aterrizar en la superficie del cometa 67P/ Churyumov-Gerasimenko.

Las circunstancias para esta misión han cambiado positivamente, ya que por vez primera el 67/P recibe cerca del doble de luz solar que en el mes de noviembre, cuando Philae se posicionó en este objeto espacial.

Cabe recordar que poco después de haber llegado, el robot Philae quedó inactivo al apagarse sus baterías al no tener suficiente energía solar. La causa de ello es que una falla en sus arpones no permitió que se colocara en el emplazamiento que los ingenieros de la ESA habían anticipado.

Y así, en lugar de estar anclado en una zona del cometa en donde habría recibido la luz solar indispensable para la correcta recarga de sus baterías y poder llevar a cabo sus tareas científicas, el robot Philae de la misión Rosetta se halla en un sitio sombrío y rocoso del 67P/ Churyumov-Gerasimenko.

Pero luego de cuatro meses de aquel momento histórico para la astronáutica contemporánea, el 67P en su viaje hacia nuestra estrella, se encuentra más cercano al Sol, y los especialistas de la ESA consideran que el Philae podría estar captando la energía necesaria para la reactivación de sus sistemas.

A partir de este jueves se buscará aclarar este interrogante, cuando los científicos de la ESA comenzarán a enviarle señales al Philae por medio de la sonda Rosetta, la cual se encuentra orbitando el cometa y en la cual se trasladaba el robot, para determinar si ya está otra vez en actividad o no.

Ya se envió una señal en la madrugada del miércoles al jueves. Si el Philae consigue lanzar una señal por medio de la sonda Rosetta, la cual sirve como vínculo entre el robot y el centro de operaciones de la ESA en la Tierra, se confirmaría la reactivación tan deseada. Hay que tomar en cuenta que la señal que enviaría Rosetta tardaría poco más de media hora en llegar hasta nuestro planeta.

Algunos ingenieros de la ESA opinan que podría ser que el Philae haya captado la energía suficiente para reactivarse, pero no tenga aún la necesaria para enviar una señal de respuesta al orbitador Rosetta.

#Investigación Científica #ESA