El vehículo de exploración planetaria Curiosity, que actualmente está recorriendo la superficie de Marte, estará inmóvil durante varios días por un cortocircuito que se ha presentado en su brazo robótico, informó la #NASA.

Se trata de una afectación pasajera cuyas causas serán investigadas por la agencia espacial estadounidense. El día 27 de febrero se presentó una medida de protección ante fallos, mientras el rover recogía muestras del terreno marciano, utilizando su brazo robótico.

Registros telemétricos recibidos por la base de control, señalan que el Curiosity siguió los protocolos que llevaba programados, al detener la actividad de su brazo en cuanto captó irregularidades eléctricas en su funcionamiento.

El líder del proyecto Curiosity, Jim Erickson, afirma que se están efectuando revisiones del rover en su actual configuración, antes de volver a poner en actividad el brazo robótico o el vehículo mismo. Con ello, Erickson piensa que los ingenieros de la NASA tendrán mayores posibilidades de identificar dónde se presentó la falla eléctrica.

Ciertamente un cortocircuito como este, de efectos transitorios, tiene pocas consecuencias severas sobre el rendimiento del Curiosity. A lo mucho, podría limitar la utilización de algún mecanismo o sistema.

Cuando se presentó el cortocircuito, Curiosity realizaba la primera etapa de una transferencia de polvo de rocas, obtenida con el taladro del brazo robótico, para llevarlo al pequeño laboratorio que lleva incluido el rover.

Curiosity apunta la broca hacia arriba y manteniendo el taladro encendido, efectúa la perforación, mientras el polvo de roca cae desde las ranuras de muestreo en un depósito interno, en donde es tamizado y seleccionado para usarse como material para análisis.

Este procedimiento se llevó a cabo por el rover en ocasiones previas sin problema alguno, en operaciones desarrolladas en 2013 y 2014. No obstante, el fallo eléctrico que se presentó a fines de febrero, ocasionará que el robot de la NASA se mantenga inactivo durante un número desconocido de días. Curiosity tuvo este problema mientras taladraba formaciones rocosas en la elevación denominada Telegraph.

NASA relacionó este evento con el problema que experimentó el personaje cinematográfico Robot número 5, de la película "Cortocircuito". Este autómata se nombraba a sí mismo Johnny 5. Así entonces, la NASA publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en donde se refería al Curiosity como Johnny Five y detallaba que algunas actividades tendrán que aguardar mientras los especialistas de la NASA investigan las causas del fallo eléctrico.