El vehículo de exploración planetaria Opportunity de la #NASA en Marte subió en febrero a un mirador para realizar un mapeo topográfico de "Marathon Valley", zona en la que análisis en órbita revelaron la existencia de grandes cantidades de minerales de arcilla.

En las proximidades del mirador se hallaron formaciones rocosas en bloques de manera distinta a cualquiera analizada anteriormente en Marte. Por lo cual los instrumentos del Opportunity han postergado otras actividades para hacer el tiempo suficiente para un estudio más minucioso.

Matt Golombek, investigador de la misión Opportunity, comentó que los controladores del rover lo orientaron a las orillas de una meseta desde donde se observa lo profundo del valle y lograron descubrir esos bloques de gran tamaño, de color gris oscuro, por toda la extensión de la cordillera.

Además, este mismo investigador afirmó que se comprobó uno de estos bloques y hallaron que su composición es muy distinta a cualquier otra cosa en el planeta rojo. Por ello, los planes de la misión han variado un tanto.

Los investigadores de la NASA han analizado esta primera roca encontrada en la zona y hallaron que tiene considerables concentraciones de silicio y aluminio, en una combinación nunca antes registrada.

Lo anterior se consiguió por medio del estudio de la roca denominada "Jean-Baptiste Charbonneau". A este objeto se le realizó una radiografía usando un espectrómetro de partículas alfa instalado en el brazo robótico del Opportunity.

La siguiente roca que será objeto de análisis por parte del rover se denomina "Sargento Charles Floyd". Los procedimientos para la restauración del sistema de archivos flash de este robot de la NASA, serán reanudados luego del análisis de las rocas de esta región marciana.

Por los frecuentes problemas que se han estado presentando con las memorias flash del robot, por ejemplo periodos de amnesia y reseteos de su computadora, Opportunity ha estado trabajando desde finales del año pasado de una manera que evite la utilización de la memoria flash.

Hasta el pasado 5 de marzo, el rover de la agencia espacial estadounidense ha transitado un total de 42,067 kilómetros desde que llegó a Marte procedente de nuestro planeta, a inicios del 2004.