Existió un periodo, antes de la formación de Mercurio, Venus, nuestro propio planeta y nuestro vecino rojo, en el que la zona interior del Sistema Solar pudo haber estado ocupada por varios cuerpos espaciales de las llamadas supertierras. Son planetas de mayor tamaño que la Tierra, pero de menores dimensiones que Neptuno.

Lo anterior ha sido propuesto por especialistas de la Universidad de California Caltech y de la Santa Cruz. Estos científicos dieron a conocer las conclusiones de su investigación en la revista Actas de la Academia de Ciencias. Si en efecto estos mundos hubieran existido en cierto momento desaparecieron, convertidos en fragmentos que cayeron al Sol.

La causa de la destrucción de estas hipotéticas supertierras habría sido el desplazamiento de Júpiter desde el interior al exterior del Sistema Solar apenas tras haberse formado.

Las simulaciones y estimaciones astronómicas de los científicos, abren la posibilidad de que surja una nueva perspectiva del Sistema Solar temprano. Tal visión ayudará a solucionar una serie de cuestiones aún abiertas acerca de la estructura actual del Sistema Solar y del planeta Tierra.

Una de estas preguntas se refiere a la razón de por qué los mundos del Sistema Solar cuentan con masas tan relativamente pequeñas, a comparación con lo que sucede con planetas que giran en torno a astros parecidos al Sol.

Konstantin Batygin, especialista en ciencias aplicadas de Caltech, participante de la investigación, menciona que su estudio apunta a que el desplazamiento de Júpiter desde el interior al exterior del Sistema Solar, podría haber acabado con los primeros mundos que se formaron en torno al Sol. Además, habría determinado desde entonces, la estructura que actualmente exhiben los cuerpos espaciales que integran el Sistema Solar.

Batygin destaca otro hallazgo desprendido de su investigación. Parece que el Sistema Solar actual no es de los más normales que existen en el cosmos. Más bien, por sus particularidades astronómicas, podría ser calificado de extraño. Pero ciertamente, no existe alguna razón en especial de que la dinámica normal de formación de planetas no se haya presentado aquí. Batygin opina que ciertas modificaciones acontecidas posteriormente a su nacimiento, terminaron cambiando su original estructura. #Investigación Científica