La vida, tal cual es conocida por la humanidad, la que se ha desarrollado en nuestro planeta, precisa de agua líquida para existir. Pero acaso en otros cuerpos espaciales, los requerimientos químicos de la vida sean diferentes.

Un ensayo del escritor de ciencia ficción Isaac Asimov titulado "No es como la conocemos", publicado en la década de 1960, propuso como posibles, formas de vida no basadas en el H2O.

Este trabajo ha servido de inspiración a varios científicos de la Universidad de Cornell, en USA, quienes piensan que algo así puede presentarse en Titán, luna del planeta Saturno.

Se trata de un mundo helado y de ambiente hostil, cubierto por océanos de metano líquido en lugar de agua. Los expertos consideran que este sitio podría ser el hogar de células basadas en el metano, las cuales no necesitan oxígeno para sobrevivir.

Sería una forma de vida que metaboliza, se reproduce y realiza todas las dinámicas de los seres vivos en la Tierra, aunque de un modo muy particular. Estos organismos celulares de Titán contarían con membranas especiales, con compuestos de nitrógeno orgánico, los cuales podrían mantenerse activos aun a temperaturas propias del metano líquido de aproximadamente 292 grados bajo cero.

En nuestro planeta la vida se fundamenta en la membrana bicapa de fosfolípidos, una vesícula permeable basada en el agua y que incluye la materia orgánica de las células. Las vesículas hechas con membranas de esta clase son llamadas liposomas.

Por ello, numerosos científicos buscan formas de vida alienígena en lo que se conoce como la zona de habitabilidad de un astro, en la cual puede haber agua en forma líquida. Pero investigadores como los de Cornell se preguntan ¿Qué pasaría si hubiera células no basadas en el agua, sino en el metano, que tiene un bastante menor punto de congelación?

Fue así y pensando en la luna Titán, como los astrónomos de Cornell nombraron a su membrana como "azotosome". Cabe mencionar que "azote" es la palabra francesa que significa nitrógeno y por ello, el nombre de la forma de vida propuesta para Titan, el azotosome, significaría "cuerpo de nitrógeno". Este último sería un organismo integrado por moléculas de hidrógeno, carbono y nitrógeno, elementos de los cuales se tiene certeza que existen en Titán. El azotosome tendría, no obstante, una flexibilidad y estabilidad similares al liposoma presente en nuestro planeta.