El diario español ABC, en un artículo firmado por José Manuel Nieves publicado hoy sábado 14 de marzo, desarrolla breve análisis de los más recientes hallazgos de grandes reservas de agua más allá de la Tierra. Estas son las conclusiones más significativas de ese texto.

Nieves comenta que si hay algo que los expertos en astronomía y cosmología han logrado corroborar en repetidas ocasiones, en especial durante las décadas más recientes, es que el cosmos tiene agua por doquier. De hecho, hay tanto H2O en los cuerpos espaciales, que ha dejado de ser considerado un elemento más bien escaso, a reconocerse como un componente básico del universo entero.

Basta con pensar en estrellas como la hallada en el 2011, en la constelación de Perseo, la cual arroja al espacio descomunales chorros de agua, equiparables a cien millones de veces la corriente del Amazonas cada segundo. Pero también se ha detectado agua en grandes nubes de gas y polvo en las cuales se forman los astros y flotando por lo profundo del cosmos, numerosas moléculas de agua libres.

Nieves también comenta en su artículo que, orbitando algunas estrellas, también han sido descubiertos por los astrónomos contemporáneos, "mundos de agua", de superficies cien por ciento líquidas, sin ninguna porción de tierra firme. Además, en los discos protoplanetarios, con varios mundos en gestación girando en torno a jóvenes astros, como es el caso de TW Hidra, ha sido detectada tanta agua como para colmar miles de veces todos los mares de nuestro planeta.

En el Sistema Solar no es distinta esta circunstancia y los descubrimientos de nuevas reservas de H2O se presentan con frecuencia. Nieves apunta que han quedado muy distantes los días en los que se pensaba que nuestro planeta era el único que contaba con ese líquido, indispensable para la vida tal y como la conocemos.

Las dos evidencias más recientes que apuntan justamente a lo contrario, son los descubrimientos logrados en grandes lunas de nuestro Sistema Solar. En Encelado, satélite natural de Saturno, fueron detectadas chimeneas hidrotermales similares a las que existen en nuestro planeta, lo cual aumenta las posibilidades de que exista vida en este lejano mundo.

Por otra parte, gracias al telescopio espacial Hubble, en la luna joviana Ganímedes fue hallado un vasto cuerpo de agua debajo de su helada corteza. Tiene más agua que todos los mares de la Tierra reunidos. #Investigación Científica