Un grupo de astrónomos ha utilizado por primera ocasión un procedimiento de búsqueda de vida alienígena que incluye la utilización de detectores de luz infrarroja. El novedoso aparato ha iniciado sus inspecciones del firmamento en busca de señales enviadas por civilizaciones alienígenas.

Una de las ventajas que tiene es que puede atravesar acumulaciones de gas y polvo cósmico, por lo cual puede revisar distancias de varios años luz sin necesitar de energía extra.

Tan revolucionario ha resultado este sistema de búsqueda extraterrestre que ha recibido la aprobación de Frank Drake, uno de los pioneros en la indagación acerca de vida alienígena. Cabe recordar que a Drake se debe la célebre ecuación acerca de cuántas civilizaciones podrían existir en una galaxia.

Shelley Wright, experta en física de la Universidad de California y responsable de la construcción de este novedoso aparato, comentó que, la luz infrarroja puede ser un espléndido medio para la comunicación en el espacio. Un láser infrarrojo de máximo alcance sería capaz de eclipsar a un astro, aunque solo sea durante la mil millonésima fracción de un segundo.

El polvo y el gas cósmico son prácticamente transparentes al infrarrojo más próximo, por lo que tales señales pueden ser contempladas desde grandes distancias. De la misma manera, se requiere menos energía para hacer llegar la misma cantidad de datos que con la luz convencional y visible.

Por el hecho de que la luz infrarroja tiene una mayor penetración a través de las acumulaciones de polvo y gas interestelar que la luz convencional, esta novedosa indagación acerca de vida alienígena, realizada con el aparato denominado NIROSETI, se orientará a astros ubicados a miles de años luz en lugar de hacerlo con astros que se encuentran a solo unos cientos.

Los aceptables resultados de la misión Kepler, que ha logrado hallar varios nuevos mundos, algunos de ellos en el área habitable de su astro, es decir, a la distancia conveniente para tener agua líquida, factor de vida, ha motivado una nueva indagación en una gama más vasta y variada de estrellas.

NIROSETI se encuentra instalado en un observatorio en California y fue activado por vez primera el pasado 15 de marzo. Además, los científicos esperan que este formidable aparato ayude a descubrir inéditos fenómenos del universo físico. #Investigación Científica