Nuestra galaxia, la Vía Láctea, es por lo menos cincuenta por ciento más grande de lo que los científicos consideraban hasta hace poco. Esta es la conclusión a la que llegó un grupo multinacional de astrónomos encabezados por expertos del Instituto Politécnico Rensselaer.

De acuerdo a esta investigación, la Vía Láctea podría tener un diámetro total de 150 mil años luz. La causa de esta modificación en el tamaño estimado se nuestra galaxia por parte de los científicos, se debe a que, la Vía Láctea no es un disco de astros en un plano como tal, sino que tiene una forma contorneada, con diferentes ondulación es y ondas concéntricas.

Puede uno hacerse una idea de la forma real de la Vía Láctea al imaginar el efecto de una roca arrojada al agua, por ejemplo, al centro de una laguna. En el entorno astronómico, la "piedra" podría ser una concentración de materia oscura o una galaxia enana al pasar. Los resultados de este estudio han sido dados a conocer en la revista Astrophysical Journal.

Los científicos llegaron a tal conclusión luego de revisar las referencias astronómicas del Sloan Digital Sky Survey (SDSS), el cual, en el año 2002, detectó un extraño abultamiento de astros allende el plano conocido de nuestra galaxia. Heidi Newberg, física relacionada con este estudio, explica que, esencialmente, lo que han hallado es que el disco de la Vía Láctea tiene una forma ondulada.

Conforme se extiende más allá del Sol, se observan por lo menos cuatro ondas en el disco de nuestra galaxia, explica Newberg. Y aunque solo es posible observar parte de la Vía Láctea con esas referencias, se piensa que ese mismo patrón va presentarse en la totalidad del disco galáctico.

Las conclusiones de la investigación revelaron que, los elementos reconocidos anteriormente como anillos, en realidad están integrados en el disco galáctico, incrementando así el ancho conocido de nuestra galaxia de los 100 mil años luz de diámetro a los 150 años luz.

Los científicos habían detectado que la cantidad de astros de nuestra galaxia se reduce drásticamente cerca de 50 años luz con respecto al centro de la Vía Láctea y luego un anillo de astros existe a unos 60 mil años luz del corazón de la galaxia. Lo que los científicos, piensan ahora es que ese aparente anillo, es más bien una onda en el disco galáctico. #Investigación Científica