Tras esperar durante muchos años, el 28 de noviembre del año pasado fue dado a conocer el primer avance de la cinta Star Wars, El Despertar de la Fuerza. 

Pronto un curioso robot que luego se supo se llamaba BB-8 captó la atención de los fanáticos. No solo por tratarse de un novedoso personaje, sino por ser un androide real, muy diferente a los habituales y a veces excesivos efectos especiales de estas cintas de ciencia ficción.  

El diminuto robot fue presentado de manera oficial hace poco, en el marco de la Star Wars Celebration 2015. En este gran evento también fue dado a conocer el nuevo avance de esta cinta tan esperada. Allí los aficionados pudieron comprobar que se BB-8 es efectivamente un autómata perfectamente funcional.

No obstante, ¿cuáles son las características de este androide? En tanto no se hagan públicos los detalles técnicos de BB-8, solo queda especular acerca del planteamiento científico que maneja este divertido autómata, de acuerdo a la #Tecnología actual y la información publicada en los portales especializados en la saga creada por George Lucas.

En primera instancia, la dinámica de BB-8 reta la gravedad casi por completo. La cabeza de este nuevo robot es parecida a la del famoso R2-D2 y da la apariencia de flotar en la zona superior de la base circular móvil. Puede rotar 360 grados y parece ser más liviana que el cuerpo del autómata. A manera de “ojo” BB-8 presenta un lente negro de gran tamaño. En cierto sentido este sorprendente nuevo integrante de la familia Star Wars parece ser una combinación de R2-D2 y Pit Droid. 

Tras haberse difundido el primer avance de la cinta de  J. J. Abrams, ciertos cálculos apuntaron a que este androide podría tener un diámetro de 76 centímetros y una velocidad de desplazamiento de 22 kilómetros por hora, es decir, más rápido que un ciclista común. De manera que es más rápido en su marcha que el propio R2-D2.

Pero en el reciente evento se pudo comprobar, al tener a ambos androides frente a frente, que esos cálculos eran un tanto distintos. Ahora se pudo saber que el cuerpo del nuevo androide mide unos 50 centímetros, es decir, es más grande que un balón de baloncesto. 

No se sabe si además de rodar cuenta con otras funciones, pero se piensa que incluye un giroscopio y un acelerómetro para conservar el equilibrio al desplazarse. De igual manera es probable que tenga un imán para que la cabeza se sostenga separada apenas unos milímetros del redondo cuerpo. Este robot es manejado a control remoto. 

#Cine