Utilizando el Observatorio Keck en Hawai, científicos han hallado varios trozos de un asteroide denominado P/2012 F5 y calcularon que cumple un ciclo rotacional aproximadamente cada 3,24 hrs. Esa roca espacial gira con la velocidad suficiente como para fragmentarse súbitamente, afirmaron los integrantes del grupo de investigación en un mensaje emitido por el observatorio mencionado.

Michal Drahus, astrónomo de la Universidad Jagellonica en Polonia, asegura que su descubrimiento es muy interesante puesto que se había considerado que la presta rotación dinamiza el polvo y causa la fractura de algunos cometas y asteroides que se mantienen en actividad. Drahus, uno de los autores del estudio, asegura que hasta la fecha no se había logrado comprobar tal explicación, puesto que no se sabía la velocidad que exhibían los fragmentos de asteroide en sus giros.

El estudio podría ser provechoso para los investigadores, para comprender de mejor manera el comportamiento de los enigmáticos "asteroides activos" que desgajan fragmentos como lo hacen ciertos cometas. Hasta la fecha, los astrónomos han registrado cuatro de estos raros fragmentos. Cada uno de ellos tiene cerca de un kilómetro de ancho, aunque hay algunos más diminutos, de acuerdo a lo que señalan los astrónomos del Observatorio Keck.

Dos hipótesis han sido propuestas para explicar la activación que tienen tales asteroides. La primera de ellas sería que fueron impactados por un objeto menor a una enorme velocidad. La otra, explica que los asteroides activos giran a tal velocidad que producen dinámicas centrífugas que superan la intensidad de su gravedad.

Los autores del estudio indican además en un comunicado que esa interrupción en el movimiento de rotación es la fase culminante de lo que se denomina como efecto YORP. La investigación de Drahus y sus colaboradores fue publicada en un reciente número de la revista Astrophysical Journal Letters.

Y aunque esta última hipótesis parece ser la más plausible, la primera no ha sido descartada por completo. Los astrónomos del Observatorio Keck detectaron que existen asteroides de rápida rotación en tanto que no exhiben una disminución de su masa. Con tantos fragmentos rocosos, polvo y escombros deambulando en el cinturón de asteroides, los choques entre estos cuerpos espaciales también podría ser una circunstancia a tomar en cuenta. #Investigación Científica