La agencia espacial europea (ESA) y la estadounidense (#NASA) están diseñando un plan para proteger al mundo y la humanidad de la posible caída de un gran meteorito en nuestro planeta.

A finales del año 2020 el vehículo espacial de la misión AIM llegará a las cercanías de Didymos, un sistema binario de asteroides que dos años después pasará "cerca" de nuestro planeta, es decir, a unos 11 millones de kilómetros. Lo anterior lo dio a conocer la ESA a través de su portal en Internet.

Para evaluar las posibilidades reales que se tienen en la Tierra, para defenderse del impacto de un meteorito, ambas agencias espaciales han comenzado este mismo mes las tareas de diseño para preparar la Misión de Impacto de Asteroide (AIM). En realidad, además de fomentar la creación de soluciones tecnológicas enfocadas a la astronáutica, la AIM también es la primera iniciativa de defensa planetaria organizada por los científicos de Europa.

Dentro de cinco años, en el mes de octubre, el vehículo espacial de la misión AIM viajará a Didymos, sistema binario de asteroides. Girando en torno al cuerpo espacial más grande de Didymos, el cual tiene un diámetro de 800 metros, aparece una luna de 170 metros de diámetro, a la cual se le ha nombrado de modo no formal como Didymoon.

Precisamente en esta pequeña luna se concentrará el proyecto AIM. El vehículo robotizado creará minuciosos detalles de su superficie y las características de su estructura interna. Así también la nave AIM hará llegar un módulo de aterrizaje a Didymoon. La información que este artefacto obtenga será enviada a la Tierra utilizando un láser de gran potencia. El centro espacial que captara estos valiosos datos será la Estación Óptica Terrestre en las Islas Canarias, España.

Más relevante aún será la segunda fase de este proyecto: en el año 2021 iniciará la misión AIDA, dedicada a evaluar el peligro de impacto que ofrecen ciertos asteroides para su posible desviación.

Para el desarrollo de AIDA ESA contará con el apoyo de la NASA, la cual enviará a la nave de Prueba de Redirección de Doble Astetroide (DART). Esta última se aproximará al sistema Dydimos, un año después, a una velocidad superior a los 6 kilómetros por hora, para impactarse con la luna Didymoon y observar los resultados. #Europa