Conforme las misiones astronáuticas de la agencia espacial estadounidense se aventuran en el Sistema Solar en busca de nuevos planetas potencialmente habitables, se ha logrado detectar agua en sitios impensados. Por ello se anticipa el hallazgo de formas de vida extraterrestre en menos de una década.

De acuerdo a Ellen Stofan, científica en jefe de la #NASA, las actividades de exploración astronáutica de la agencia han permitido numerosos hallazgos relacionados con el vital líquido en años recientes. Esto ha servido como aliciente para seguir en busca de los orígenes y extraordinarias características de otros planetas y la vida en otras partes del cosmos.

Stofan añade con entusiasmo que, en nuestro horizonte de vida, muy probablemente podremos saber si estamos solos o no en el Sistema Solar y allende esta frontera espacial. La jefa científica de la NASA piensa que se tendrán importantes revelaciones de vida más allá de nuestro mundo dentro de los siguientes diez años.

Posteriormente se tendrán pruebas definitivas en las siguientes dos o tres décadas. Stofan afirma que en la NASA saben dónde hay que buscar y cómo hacerlo. El oxígeno, hidrógeno y los elementos en el agua, son algunos de los elementos más habituales en el cosmos.

Los científicos han percibido la presencia del agua en colosales nubes moleculares entre los astros, en discos de materiales que se relacionan con jóvenes sistemas planetarios. Pero también se ha identificado la huella del vital líquido en las atmósferas de los mundos gigantes que orbitan otros astros.

Hay varios planetas de los que se sospecha tienen agua líquida bajo sus superficies y otros más que muy seguramente tienen agua a manera de hielo o vapor. Además, el vital líquido aparece en cuerpos espaciales primitivos como planetas enanos, asteroides y cometas.

Se piensa que las atmósferas y los interiores de mundos gigantescos como Neptuno, Saturno, Júpiter y Urano, también tienen vastas reservas de agua, lo mismo que sus anillos de hielo y sus satélites naturales.

Imposible no mencionar los hallazgos en Marte, gracias a las investigaciones de los rovers de la NASA. El robot Curiosity encontró un ancestral lecho de río que corría en un entorno favorable para la aparición de la vida, tal y como la comprendemos. #Investigación Científica