Varias estructuras de larga extensión y gran sinuosidad que se observan las proximidades de la gélida luna Encelado, perteneciente a Saturno, derivan de la acción de géiseres en la superficie de este satélite natural.

Investigadores que analizan las fotografías obtenidas por la sonda Cassini de la agencia espacial estadounidense, han dado a conocer tal conclusión en la revista ‘Astronomical Journal’, junto con novedosa información acerca de esas enigmáticas formaciones.

De acuerdo a Colin Michell del Instituto de Ciencias Espaciales en Boulder, Colorado, él y sus colegas, en este estudio, han logrado demostrar que cada una de estas estructuras puede ser replicada por grupos de géiseres en la superficie de ese satélite.

El grupo de investigadores se ha valido de modelos por computadora para calcular las trayectorias de los granos de hielo expulsados por cada uno de los géiseres. Estos últimos, que fueron descubiertos en Encelado por la nave Cassini en el 2005, se presentan como chorros de pequeñas partículas de hielo de H2O, elementales compuestos orgánicos y vapor de agua.

Las capturas logradas por la sonda Cassini exhiben el material helado disperso por las erupciones de los geiseres de Encelado. Los expertos han detectado detalles parecidos a filamentos. De hecho, estos largos tentáculos llegan hasta el anillo E del planeta Saturno, en el cual orbita Encelado. Desde que estos filamentos fueron hallados, los expertos habían pensado que eran consecuencia de la acción de los geiseres en esta luna y la vía por la cual Encelado abastecía de materiales al anillo E.

No obstante, tales filamentos nunca antes habían sido analizados al grado de vincularnos de lleno con los geiseres presentes en la superficie. El grupo de científicos encabezados por Colin Michell, logró confirmar que las formaciones de partículas están relacionadas con los distintos tamaños de los géiseres. Pero además, ellos consiguieron determinar el tamaño aproximado de las partículas que los integran.

Tales filamentos están conformados por partículas de diámetro cercano a las cienmilésima de pulgada, lo cual es un tamaño acorde a los cálculos de la sonda Cassini con relación a las partículas del anillo E. Al parecer, conforme los filamentos alimentan el anillo E del planeta Saturno, Encelado va perdiendo masa y las estructuras se van asentando en órbita alrededor del planeta anillado.

#Investigación Científica