Se trata de un diminuto homínido hallado en Sudáfrica. Por sus características morfológicas fue bautizado como "Little Foot" y ya no existe debate alguno acerca de si es o no el más antiguo antecesor del ser humano.

Un reciente estudio publicado en la revista "Nature" ha demostrado, con un enorme nivel de exactitud, que este ancestral protohumano, de cuerpo velludo y una altura de apenas un metro, habitó en la Tierra al mismo tiempo que "Lucy", su célebre "prima" hallada en Etiopía y cuya antigüedad se remonta a unos 3.2 millones de años.

Un grupo de investigadores canadienses, estadounidenses, franceses y sudafricanos ha llevado a cabo una reciente datación de los restos óseos de "Little Foot". De acuerdo a esta investigación, la antigüedad de este esqueleto de homínido prehistórico sería de 3.67 millones de años.

De manera que "Little Foot" sería el homínido más arcaico registrado por la ciencia. Además, Sudáfrica sería con ello la cuna misma del género humano. Por otra parte, el que ambas criaturas exhibieran una edad similar, no obstante sus distintos rasgos, ofrece un novedoso motivo de debate para los científicos acerca de los posibles vínculos entre nuestros antepasados.

Los restos óseos de "Little Foot" (cuyo nombre científico es "Australopithecus Prometheus") fueron encontrados, en un asombroso buen estado de conservación, hace poco más de dos décadas en una caverna de Sterkfontein, en el territorio sudafricano. En este agreste sitio los investigadores también hallaron diversas primitivas herramientas que, de acuerdo a la reciente datación, han sido reconocidas ya como las de mayor antigüedad, creadas con piedra.

Desde el descubrimiento del esqueleto de "Little Foot" no se había alcanzado un acuerdo acerca de su edad exacta. Las primeras estimaciones revelaron que tendría entre 2 y 4 millones de años de antigüedad. Incluso algunos expertos habían negado que tuviera tanta relevancia antropológica por su joven edad. No se esperaba inicialmente que fuera un candidato tan sólido ser un antecesor de los humanos.

No hace mucho tiempo también se negaba a Sudáfrica como la posible cuna de los humanos primitivos. El equipo internacional de científicos encabezados por Darryl Granger, puso fin a la controversia con su reciente estudio. Además, para realizar dicha datación se utilizó una novedosa tecnología creada por la NASA, basada en el uso de radioisótopos. #Investigación Científica