Si actualmente se conoce una edad aproximada del universo, se comprende la mecánica natural de los agujeros negros y se tiene una idea de cómo cuál es el ritmo de aceleración del universo, todo ello se debe en mucho a la labor del telescopio espacial Hubble. Se trata de un artefacto que lleva ya un cuarto de siglo obteniendo fotografías de las zonas más misteriosas del cosmos.

De acuerdo a lo que opina Roger-Maurice Bonnet, astrofísico y directivo de la ESA durante casi veinte años, gracias al Hubble podemos ver en el espacio cosas cada vez más antiguas. Se trata de un artefacto casi mágico: tiene mucha estabilidad y puede mantenerse muchos días fijo, lo cual lo hace apto para observar objetos que aparecieron apenas unos cientos de millones de años luego de la Gran Explosión que hizo surgir el cosmos.

Bonnet es uno de los responsables de la creación del Hubble, el cual surgió de un trabajo conjunto entre la #NASA y la ESA. Este notable telescopio espacial cumplirá 25 años el próximo viernes de estar en activo, explorando los misterios del espacio profundo.

Inicialmente los científicos de la NASA no confiaban de sus colegas del Viejo Continente, los cuales tenían bajo su cargo la construcción de un artefacto de 11 toneladas, 13.2 metros de longitud y un diámetro de 4.2 metros. El costo del Hubble fue de 2 mil millones de dólares por aquel entonces. Desde que fue lanzado al espacio ha tomado fotografías de 10 mil galaxias y más de un millón de cuerpos siderales.

Bonnet recuerda que cuando los expertos de la NASA visitaban los centros de desarrollo de la ESA, los ingenieros europeos no se alegraban mucho. Pero paulatinamente se fueron entendiendo y el proyecto fue avanzando correctamente.

A inicios de inicios de la década de 1990, un vehículo astronáutico Discovery puso en órbita el Hubble, el cual incluye un espejo de 2.4 metros y varios artefactos ópticos, así como también poderosos paneles solares para activar las cámaras, motores para direccionar el telescopio y ciertos sistemas para refrigerar todo el aparato.

Además de fotografías espectaculares, el Hubble, estando en órbita a 600 kilómetros de nuestro planeta, ha obtenido datos que han servido para lograr innumerables descubrimientos astronómicos.

#Investigación Científica