Sin hallarse en una sala de parto, científicos de las universidades de Toronto y Yale han emprendido una investigación acerca del modo en el que los mosasaurios cuidaban a sus crías recién nacidas.

Al estudiar ejemplares identificados hace poco en el Museo Peabody de Historia Natural de la Universidad de Yale, los científicos piensan ahora que los impresionantes mosasaurios, gigantescos lagartos marinos que podían alcanzar los 17 metros de longitud, tenían a sus crías en mar abierto y no en las proximidades de las costas.

Estos descubrimientos intentan responder a importantes enigmas acerca del hábitat que tuvo este temible depredador, que vivió en los días en los cuales los dinosaurios dominaban el mundo. Los mosasaurios vivieron en casi todos los cuerpos de agua ancestrales antes de desaparecer hace 65 millones de años.

Los mosasaurios son de los animales mejor conocidos entre los vertebrados del Mesozoico, pero las evidencias con relación a la manera en la que nacían y los hábitos de crianza de los recién nacidos, era algo pendiente de estudiar con detenimiento. Este es el parecer de Danield Field, responsable de esta investigación dada a conocer en la revista "Paleontology".

En este trabajo, Field y su equipo de colaboradores descubrieron los ejemplares de mosasaurios más jóvenes que han sido hallados hasta el momento. Field estuvo analizando minuciosamente el acervo del Museo Peabody de Yale, concentrándose en muestras obtenidas hace más de un siglo. Los expertos inicialmente pensaron que se trataba de aves marinas ancestrales.

Field fue auxiliado por Aaron LeBlanc, futuro doctor de la Universidad de Toronto. Ambos llegaron a la conclusión de que los ejemplares examinados revelaron detalles de las piezas dentales y la mandíbula que solo han sido detectados en los mosasaurios. Por otra parte los fósiles fueron hallados en yacimientos de mar abierto.

En realidad, destaca LeBlanc, la única particularidad de las muestras que es similar a los pájaros es el pequeño tamaño que tienen. Al contrario de lo que enuncian las teorías convencionales, estos descubrimientos indicarían que los mosasaurios no ponían huevos en las zonas costeras y que tras nacer, los ejemplares de esta especie no habitaban en seguros viveros próximos a la playa. #Investigación Científica