Cuando el Sistema Solar tenía apenas 150 millones de años, un cuerpo espacial de gran tamaño impactó la Tierra. El evento generó una colosal lluvia de rocas y polvo que se levantó hasta el espacio. Con el tiempo, ese material le dio forma a la Luna.

A lo largo de tres décadas, los científicos han estado de acuerdo con esta hipótesis, pero con una especial excepción. Si bien este escenario es plausible, cuando se observa el tamaño de la Luna y los detalles de su órbita alrededor de la Tierra, el caso comienza a complicarse un poco.

Y es que al revisar sus "raíces" isotópicas, lo que sería su huella digital o ADN, se observa que la Luna y la Tierra son demasiado similares. Lo esperado desde hace muchos años es que nuestro satélite debería exhibir la marca isotópica del cuerpo espacial que se impactó con nuestro planeta. A este misterioso objeto los científicos lo han denominado como Theia.

Por el hecho que Theia provino de un sitio completamente distinto al Sistema Solar, es posible que tuviera una marca isotópica muy distinta a la de la joven Tierra. Recientemente un grupo de especialistas de la Universidad de Maryland ha obtenido una particular marca digital isotópica de la Luna. Este descubrimiento podría ofrecer la clave que faltaba para resolver el misterio.

Los investigadores redujeron a cero un isótopo de tungsteno, presente tanto en nuestro planeta como en su satélite natural, logrando hallar marcas isotópicas asombrosamente parecidas entre ambos.

Las conclusiones del estudio señalaron que el choque de Theia con la joven Tierra, fue tan intenso, que la resultante nube de polvo y rocas se mezcló al extremo antes de asentarse para formar nuestro satélite natural. El hallazgo fue dado a conocer en la prestigiosa revista "Nature".

Ha habido varias hipótesis en años recientes para dar cuenta de las raíces isotópicas parecidas entre la Luna y nuestro planeta. El choque entre Theia y la Tierra derivó en una nube de polvo cósmico que se mezcló profundamente con nuestro planeta y posteriormente se consensó para hacer surgir la Luna.

Por otra parte Theia pudo hacer sido por casualidad muy parecida en sus características isotópicas a la Tierra primitiva o la Luna apareció a partir de materiales terrestres, en lugar de hacerlo desde Theia. #Investigación Científica