La agencia espacial estadounidense ha dado a conocer que la nave Messenger se precipitará contra Mercurio el día 30 de abril. Antes de chocar contra la superficie del primer planeta del Sistema Solar, la nave se desplazará a una velocidad de 12 mil kilómetros por hora, tras haberse agotado su sistema propulsor y completar su cometido científico.

La sonda Messenger (MErcury Surface, Space, ENvironment, GEochemistry, and Ranging) chocará con la faz de Mercurio más alejada de la Tierra. Por esta ubicación en la que se dará el impacto de la Messenger en Mercurio, los astrónomos no podrán observar en tiempo real el punto exacto del choque.

Los controladores de la misión en el Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory (APL), terminaron esta misma semana la cuarta fase de un conjunto de acciones para corregir la órbita del vehículo astronáutico. Todas estas maniobras están planeadas para generar un retraso del choque de la sonda en la superficie mercuriana. La maniobra final se efectuará el día 24 de abril.

Un ingeniero de sistemas de esta misión en el APL, Daniel O'Shaughnessy, comentó que tras este procedimiento final, oficialmente la nave quedará sin propelente y gas helio para proseguir su impulso en el espacio. En este punto la sonda será incapaz de luchar contra la atracción del Sol y se irá hacia abajo.

Si bien Mercurio es uno de los planetas más cercanos de nuestro mundo, no se sabía demasiado acerca de este cuerpo espacial antes de la misión Messenger. Por primera ocasión en los anales de la astronáutica, se tuvo un acercamiento científico al planeta Mercurio. Gracias a esta investigación se ha sabido que Mercurio es un interesante cuerpo espacial y una muestra de la diversidad que tiene el Sistema Solar.

La Messenger realizó una travesía de más de seis años y medio antes de posicionarse en órbita alrededor del primer planeta el Sistema Solar el 18 de marzo del 2011. El primer objetivo de la sonda fue orbitar Mercurio y obtener información durante un año terrestre.

Las perfectas condiciones de sus sistemas, tener combustible abundante y cuestiones pendientes de resolver acerca de Mercurio, motivaron que se aprobaran dos extensiones para este proyecto astronáutico. Al final la sonda Messenger completó cuatro años de misión y consiguió varios valiosos descubrimientos.

#Investigación Científica #NASA