Si bien todavía se discute si las plantas tienen sentidos similares a los de los humanos, en la Estación Espacial Internacional están manifestando una especial destreza sensorial para proseguir su crecimiento aun sin gravedad.

Gracias al apoyo ofrecido por la agencia de exploración aeroespacial de Japón, científicos de la Estación Espacial Internacional (EEI), en breve realizarán la segunda fase de la investigación Plant Gravity Sensing, utilizando plantas llevadas recientemente al laboratorio orbital con el carguero espacial Space X.

El grupo de científicos dedicados a este estudio intenta averiguar cómo es que las plantas controlan el sentido de su crecimiento sin la presencia de gravedad en el ambiente. Las conclusiones de la investigación podrían tener importantes repercusiones para el mejor aprovechamiento de los cultivos en la agricultura y para cosechar plantas útiles para fines alimenticios y de oxigenación en largas misiones espaciales.

El estudio Plant Gravity Sensing investiga las dinámicas celulares de la formación del berro, una diminuta planta con flores vinculada con el repollo. Se eligió esta especie vegetal por el perfecto conocimiento que se tiene de su composición genética. Estas referencias les dan la oportunidad a los investigadores de monitorear de manera sencilla las modificaciones que se producen en el desarrollo natural de las plantas, en un entorno de microgravedad.

Un conocimiento más profundo acerca de las dinámicas celulares en el desarrollo de las plantas, puede significar una comprensión más precisa de los mecanismos celulares del organismo humano. En este sentido, el estudio de muy valioso para la ciencia médica, puesto que así los investigadores pueden identificar mejor los factores relacionados con enfermedades que se presentan en ausencia de gravedad, como la atrofia muscular y la osteoporosis.

Uno de los autores de la investigación, Hitoshi Tatsumi de la Universidad de Nagoya, en Japón, señaló que al estudiar los efectos de la escasa gravedad en las plantas, los expertos detectaran cómo funciona el sensor natural de estos seres vegetales, el cual determina su crecimiento, en esas condiciones tan singulares en el espacio.

Específicamente Tatsumi y sus colegas trataran de entender cómo las acumulaciones de calcio son utilizadas por las células de las plantas, cultivadas en entornos de escasa gravedad, a diferencia de cómo se aprovecha este mismo recurso en una gravedad parecida a la terrestre. #Investigación Científica