Un dispositivo robótico revisará la unidad uno del reactor de Fukushima, en Japón, los días 10 y 13 de este mismo mes, para evaluar los niveles de temperatura y radiación que existen en el accidentado complejo nuclear.

El autómata en cuestión fue fabricado por la compañía TEPCO, operador de la central, misma que en su momento causó una alarma regional por las consecuencias medioambientales de su afectación.

El robot de TEPCO revisará por primera ocasión la parte interna del recipiente contenedor del reactor 1, uno de los más dañados por el tsunami que devastó las costas japonesas en el 2011. Se trata de un dispositivo robótico manejado a control remoto.

Las fechas programadas para realizar estas examinaciones serán el día 10 y 13 de abril. Ingenieros de Tokyo Electric Power (TEPCO), harán que el robot ingrese a revisar la unidad 1 para obtener una lectura de los niveles de temperatura y radiación que aún se registran en el interior. También tomará fotografías para evaluar el estado actual de las instalaciones. Todo ello lo anunció el lunes pasado TEPCO a través de un comunicado.

Los expertos piensan que el material combustible de los reactores primero al tercero del complejo terminó por fundirse fuera de los recipientes de presión de los reactores y con el tiempo se ha acumulado en los contenedores externos. No obstante, no se sabe demasiado acerca de ello a cuatro años de haberse presentado el desastre, por los aún elevados niveles de radiación presentes en Fukushima.

De hecho, en la actualidad no se puede examinar la zona interior del recipiente de contención, precisamente donde los expertos de TEPCO piensan que se encuentra el combustible acumulado. Y es que ni el robot que han preparado los ingenieros japoneses puede adentrarse en el agua contaminada por radiación, surgida al enfriarse en carburante.

Como referencia de nivel radioactivo que aún podría presentar Fukushima, cabe recordar la medición que se realizó en octubre del 2012. Por aquel entonces los operadores del reactor hicieron llegar un dosímetro hasta la zona dañada.

El instrumento registró 11 microsievert por hora (mSv/h), es decir, muy por arriba de los 0,11 mSv/h del límite recomendado para la tolerancia humana. Por ello se anticipa que el robot de TEPCO hallará un entorno aún muy afectado por la radioactividad. #Tecnología