La llegada de agua por medio de cometas y asteroides quizás está aconteciendo en numerosos sistemas planetarios en el cosmos, justo como se piensa que aconteció en nuestro mundo. Esto es lo que propone un estudio reciente. El trabajo, dado a conocer por la Real Sociedad Astronómica y encabezado por la Universidad de Warwick, en Inglaterra, encontró evidencias de que varios cuerpos espaciales, incluyendo cometas y asteroides, llevan en su interior considerables cantidades de agua.  

Las conclusiones del estudio, aporta más sustento científico a la probabilidad de que pueda llevarse el vital líquido a planetas parecidos a la Tierra, por medio de estos bólidos siderales, para coadyuvar a la formación de un entorno propicio para la vida, tal y como la conocemos en la Tierra. El principal responsable de la investigación Roberto Raddi, aseguró que su investigación consiguió un formidable descubrimiento: que los asteroides abundantes en agua, en lugar de ser extraños, podrían ser más abundantes de lo que se creía.  

Por lo consiguiente, muchos mundos podrían contar con un volumen de agua similar al de nuestro planeta. Raddi comentó que, al parecer la Tierra primitiva era seca, pero de acuerdo a lo revelado por su investigación, los mares que hoy colman nuestro mundo surgieron como consecuencia de asteroides y cometas abundantes en agua. 

Según observaciones realizadas con el Telescopio William Herschel en las Canarias, científicos de la Universidad de Warwick identificaron considerable oxígeno e hidrógeno en la atmósfera de una estrella enana blanca, denominada SDSS J1242 + 5226. Las cantidades que fueron captadas ofrecen una sólida evidencia de que algún exo asteroide con agua en abundancia fue alterado y al final dejó el vital líquido que incluía en esa estrella.  

Tal asteroide, de acuerdo a lo que descubrieron los científicos, era casi del tamaño del planeta enano Ceres, el cual tiene 900 kilómetros de ancho. Ceres está considerado como el asteroide de mayor tamaño del Sistema Solar. Los astrónomos averiguaron que el agua detectada en SDSS J1242 + 5226 equivale a un 35 por ciento de todos los mares de nuestro mundo, afirmó Raddi.  #Investigación Científica

Los impactos de cometas o asteroides abundantes en agua en un planeta o en una estrella enana blanca, propicia una combinación de oxígeno e hidrógeno en la atmósfera.