Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén han hallado que las bacterias cuya muerte se debe a intoxicación por plata, pueden ser usadas como recurso para continuar acabando con otras bacterias en ese mismo ambiente. 

En un artículo incluido en un reciente número de la revista Scientific Reports, el grupo de expertos detalló como al analizar bacterias muertas detectó la plata que quedó contenida en su interior y cómo a la larga eso ocasionó que otras bacterias también fueran eliminadas.  

Las personas se han valido de la plata para matar a las bacterias durante milenios, pero solamente de modo directo. En esta última tentativa, los científicos hallaron que por el hecho de que los iones de plata se abren paso por las membranas bacterianas y penetran hasta su interior, las bacterias que fallecen sirven a manera de “banco”. 

Conforme pasa el tiempo y las bacterias muertas entran en proceso de descomposición, la plata que ha quedado en dentro de ellas sale al medio ambiente en donde se encuentran y si este último tiene otros gérmenes, mueren también.  

El grupo de científicos halló lo anterior colocando muestras bacterianas en una sustancia con plata. Luego, una vez que las bacterias fueron eliminadas, las extrajeron de la sustancia y las analizaron con un microscopio de electrones, revisando los remanentes de plata dentro de cada bacteria por separado. 

Posteriormente los investigadores colocaron muestras de las bacterias muertas dentro de una solución limpia, con gérmenes sanos y detectaron que la plata en el interior de las bacterias muertas fue liberada en la sustancia, lo cual acabó con el 99.9 por ciento de los gérmenes sanos, a causa de lo que los expertos denominan como efecto “zombie”. 

Luego de haber descubierto lo anterior, los expertos desarrollaron nuevas pruebas para evaluar el poder letal de la sustancia polucionada con las bacterias muertas. Con ello se halló que una disminuida concentración inicial no bastó  para eliminar a todas las bacterias de una tercera muestra. Los investigadores llegaron a la conclusión de que las bacterias que habían sido eliminadas por los remanentes de la primera muestra bacteriana, habían absorbido la plata en cierto momento.   #Investigación Científica

Fue hasta que muriera la totalidad de las bacterias del lote tercero, cuando se hizo patente que la capacidad letal de la solución podría continuar de manera indefinida con las bacterias que mueren, liberando paulatinamente los restos de plata en su interior.