De entre los objetos más antiguos del cosmos, destacan los cúmulos globulares. Se trata de radiantes acumulaciones de ancestrales estrellas y pueden incluir hasta un millón de ellas. Si bien los cúmulos globulares existen en torno y dentro de varias galaxias, los recién formados son sumamente extraños y las circunstancias requeridas para su surgimiento no habían sido identificadas hasta muy recientemente.  

Utilizando el telescopio ALMA de Atacama, Chile, un equipo de astrónomos halló lo que parece ser el primer cúmulo globular a punto de aparecer, del que se tenga noticia. Es una formación nubosa de gas cósmico sumamente densa y masiva, pero aún sin astros. El principal responsable de la investigación, Kelsey Johnson de la Universidad de Virginia, en Charlottesville, mencionó que, se podría estar ante uno de los más ancestrales y extremos ejemplos de gestación estelar en el cosmos.  

Este experto señala además, que es un objeto extraño, el cual parece extraído directamente del cosmos primordial. Hallar un objeto con todas las particularidades de un cúmulo globular, pero que todavía no haya comenzado a gestar astros, es algo parecido a descubrir un huevo de dinosaurio cerca de eclosionar. El objeto espacial en cuestión ha sido denominado como el Petardo. Se ubica a 50 millones de años luz en lo profundo de una célebre pareja de galaxias colisionando (NGC4039 y NGC4038), denominadas como las galaxias Antena. 

Las dinámicas gravitacionales producidas por la fusión entre ambas galaxias, está produciendo una enorme cantidad de crisoles estelares, muchas de ellas ubicadas dentro de cúmulos de gran densidad. Sin embargo, lo que vuelve único al cúmulo globular Petardo es que cuenta con una masa descomunal, concentrada en un espacio más bien “pequeño” y la carencia de astros en su interior.  

Prácticamente todos los cúmulos parecidos que habían sido observados con anterioridad por los científicos están colmados de astros. Las radiaciones y el calor generado por estos astros, han modificado bastante el entorno espacial donde se ubican.  #Investigación Científica

Aprovechando al máximo las posibilidades tecnológicas del telescopio ALMA, los científicos involucrados en esta investigación lograron detectar y analizar minuciosamente una muestra inalterada de un cúmulo globular a su estado más puro, antes de que los astros alteren definitivamente sus principales particularidades. Lo anterior ha servido para que los científicos pudieran tener un primer atisbo de las circunstancias y factores relacionados con la aparición de muchos, e incluso todos los cúmulos globulares del universo.