Una reciente fotografía obtenida con la cámara fotográfica Pancam del Rover Opportunity, permite observar un extraño peñasco en la superficie de Marte. La imagen, obtenida por los científicos de la #NASA durante el mes de marzo, exhibe un cráter de escasa profundidad denominado “Espíritu de San Luis”, el cual tiene una longitud de 34 metros y una anchura de 24. Además, el suelo de este cráter es un tanto más oscuro que el terreno que lo rodea. 

El cráter en cuestión fue nombrado de la misma manera que Charles Lindbergh bautizó al avión con el cual consiguió la hazaña de cruzar por aire, por vez primera, las aguas oceánicas del Atlántico. Esta formidable travesía la realizó Lindbergh de manera solitaria y sin hacer escalas. La rara formación rocosa aparece en un extremo del cráter.

Tiene una altura de dos o tres metros y se levanta por sobre el borde de ese accidente geológico.

Las fotografías que integran la visión de mosaico donde se puede ver este peñasco marciano, fueron conseguidas a finales de marzo. La rara formación geológica aparece en la zona exterior del borde occidental del cráter Endeavour. Este último ocupa un diámetro cercano a los 22 kilómetros. El robot de exploración planetaria Endeavour ha estado investigando el borde occidental de este cráter marciano, por lo menos durante una tercera parte de su misión. El Opportunity ha estado en Marte desde hace once años. 

Este valioso rover de la NASA ha completado 41.7 kilómetros de recorrido desde que arribó al planeta rojo, específicamente en la región denominada Meridiani Planum, el 25 de enero del 2004. De manera que la misión completada hasta la fecha por el Opportunity, supera el tiempo de funcionamiento de cualquier otro vehículo de su tipo enviado desde la Tierra a otro planeta. 

Las tareas del rover Opportunity en Marte fueron proyectadas inicialmente para solo tres meses. Durante esa misión y luego los diez años que ha durado la extensión de la misma, el Opportunity ha logrado hallar pruebas concretas acerca de ambientes húmedos en el pasado remoto del planeta rojo. #Investigación Científica

Este vehículo robótico de la NASA ha permanecido estudiando el borde occidental del cráter Endeavour desde hace cuatro años. Desde que exploró una zona baja del borde a inicios del 2013, denominado “Botany Bay” ha seguido una trayectoria ascendente para arribar a la zona más elevada de Cape Tribulation.