El X-37B, avión espacial de la Fuerza Aérea estadounidense, versión de menor tamaño de un modelo anterior, comenzará una nueva misión de naturaleza secreta a partir del 20 de mayo.

Este moderno vehículo despegará, con el apoyo de un cohete Atlas V de la firma United Launch Alliance, desde una base de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral, Florida. Randy Walden, directivo de la Fuerza Aérea, segura que se encuentran muy animados con esta la cuarta misión de la aeronave X-37B. 

Los buenos resultados de las tres misiones previas, desde la perspectiva de Walden, han hecho cambiar la visión de los militares estadunidenses acerca del posible aprovechamiento del X-37B. Las cargas útiles que podría transportar este avión espacial y las actividades precisas que desarrollaría, son aspectos en secrecía.  

Por lo anterior no se sabe a ciencia cierta cuales son las actividades de este vehículo mientras orbita la Tierra. No obstante algunos voceros de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, han ofrecido algunos indicios acerca del propósito de esta nueva misión del X-37B. 

Por ejemplo, Chris Hoyler, miembro de la Fuerza Aérea, mencionó que diferentes laboratorios militares y de investigación aeroespacial, están probando un sistema experimental propulsor, el cual será evaluado en el marco de esta nueva misión del avión espacial X-37B. Pero además, también serán probados inéditos materiales de la NASA. Serán transportados en el X-37B, para analizar su resistencia en un ambiente espacial.  

La Fuerza Aérea estadounidense cuenta con dos aviones X-37B, cuya construcción fue obra de Phantom Woks, una división de la firma Boeing. El avión espacial se impulsa con energía solar. Tiene un tamaño de 8.8 metros de longitud por 2.9 de altura. Su envergadura es de 4.6 metros y la bodega de carga que incluye es de dimensiones similares a la caja de una camioneta.  #Investigación Científica #NASA

El X-37B, para su lanzamiento, se apoya en un cohete y la dinámica de su aterrizaje es vertical, en una pista de aterrizaje parecida a la que utiliza un transbordador astronáutico. La primera misión de este vehículo se realizó en 2010 y la más reciente finalizó en octubre pasado. Esta última estableció una marca al estar 675 días girando alrededor de la Tierra. Actualmente no se conoce la duración de esta nueva misión del X-37B.