Científicos estadounidenses han experimentado en un laboratorio con las condiciones en las que surgieron los elementos esenciales del ADN. Este último es un condicional para la vida, pero hasta la fecha continúa siendo un enigma dónde y cómo surgió esta última. Para intentar esclarecer este misterio, los científicos han propuesto varias posibles hipótesis. 

En este marco, un grupo de científicos de la Universidad de Hawaii y el Departamento de Energía de los Estados Unidos, han ofrecido una inédita solución al tratar de repetir en un laboratorio, las circunstancias en las cuales pudieron surgir los precursores clave del ADN a nivel molecular. Son elementos como las pequeñas estructuras de carbono parecidas a anillos, que son aptas para capturar átomos de hidrógeno. Estos precursores son elementos esenciales de las bases nucleicas, las cuales a su vez, integran los bloques constructivos de la doble hélice tan conocida por los científicos. 

Por primera ocasión, este equipo de investigadores ha conseguido probar que los llamados “puntos calientes” del cosmos, como las regiones siderales muy cercanas a los astros, podrían ser espléndidos sitios para la formación de estos anillos moleculares abundantes en nitrógeno. En un artículo incluido en la revista Astrophysical Journal, el grupo de científicos describe minuciosamente la experimentación mencionada.  

El objetivo de ella fue recrear los factores y circunstancias existentes en torno a moribundos astros, abundantes en carbono y además determinar las pautas de formación que siguieron estas moléculas clave. A juicio de Musahid Ahmed, científico del Berkeley Lab, es la primera ocasión que alguien estudia una reacción de altas temperaturas como en esta prueba de laboratorio. 

No es sencillo para los átomos de carbono estructurar anillos que incluyan nitrógeno. Pero la investigación expone la probabilidad de que se presente una reacción de fase en gas con alta temperatura. Es algo que Ahmed y sus colaboradores ha denominado como “barbacoa cósmica”. 

Durante mucho tiempo los científicos han orientado sus telescopios al cosmos, buscando esos diminutos anillos de carbono nitrogenado. Pero únicamente se habían concentrado en el espacio profundo, en una zona muy distante de las regiones más calientes. Y aunque las zonas más cercanas a los propios astros son consideradas desde hace décadas como fuertes candidatos para la gestación de estas moléculas esenciales, nadie había concentrado sus esfuerzos de investigación en busca de los anillos de carbono nitrogenado. #Investigación Científica

Las experimentaciones ofrecieron sólidas pruebas de que las moléculas formadas pueden sintetizarse en entornos de altas temperaturas y luego dispersarse por el cosmos por el empuje de los vientos estelares.