El día jueves la sonda Messenger enviada por la agencia espacial estadounidense terminó su misión. A las 2:26, hora de la capital mexicana, culminó sus tareas en el planeta Mercurio esta nave astronáutica. Messenger fue el primer artefacto creado por los humanos que logró orbitar Mercurio. Gracias a este acercamiento logró obtener valiosos datos acerca de uno de los mundos del Sistema Solar más complicados de estudiar.  

Messenger o mejor dicho la misión “Mercury Surface, Space Environment, Geochemistry and Ranging” fue una nave lanzada en el 2004 por la #NASA. Hace apenas cuatro años había comenzado a orbitar el planeta Mercurio. Uno de los hallazgos más relevantes logrados gracias a este proyecto, se dio en el 2012, cuando se obtuvieron evidencias de que Mercurio cuenta con grandes reservas de agua acumuladas en cráteres de sus polos. Son accidentes geológicos que nunca reciben la luz solar. 

Aun cuando Mercurio es un planeta relativamente cercano a la Tierra, continúa siendo un mundo bastante desconocido y las investigaciones realizadas con el apoyo de la sonda Messenger fueron importantes para que los astrónomos lograran conocer mejor sus particularidades. 

La nave se precipitó este jueves a la superficie mercuriana a una velocidad de 14 mil kilómetros por hora. Antes de ello, había usado los remanentes de combustible que le quedaban para colocarse en una conveniente posición gravitacional y obtener las últimas imágenes de su formidable travesía astronáutica

La última fotografía enviada al centro de operaciones de la Tierra, por la nave Messenger, exhibe la superficie del cráter Jokai. Este último tiene aproximadamente 93 kilómetros de ancho. Al caer, la sonda pudo hacer creado un pequeño cráter de 15 metros de diámetro. El choque de la nave contra  Mercurio aconteció en la cara oculta de este planeta. Por esta razón los investigadores de la NASA no pudieron observarlo de manera directa.   #Investigación Científica

La confirmación del impacto se dio cuando los astrónomos ya no vieron  reaparecer a la sonda desde detrás de Mercurio, en la hora anticipada. Además, especialistas de la NASA Deep Space Network Radio Science confirmaron a los medios la pérdida de señal de la nave Messenger.