#NASA ha dado un paso más en su exploración de los rincones más misteriosos de la Luna. Recientemente el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) de la agencia espacial estadounidense ha terminado una maniobra orientada a disminuir su altitud a apenas 20 kilómetros sobre el polo sur lunar.

El pasado 4 de mayo los operadores en tierra del LRO, en un centro espacial de Maryland, efectuaron dos igniciones para modificar la órbita de este vehículo espacial. La nueva órbita seguida por el LRO hace que vuele a menos de 20 kilómetros del polo austral de la Luna y a 165 kilómetros del polo norte. 

De acuerdo a Steve Odendahl, responsable de la misión LRO en el centro Goddard de la NASA, se está llevando al orbitador mucho más cerca de nuestro satélite natural. No obstante, la maniobra que ha seguido esta nave es parecida a otras que se han llevado a cabo para fines de mantenimiento, por lo cual, los operadores saben exactamente cómo proceder. 

Los científicos de la NASA resolvieron modificar la órbita del LRO, una vez que se aseguraron que esta nueva trayectoria no implica riesgo alguno para el vehículo astronáutico. De modo que la LRO estará funcionado varios años más en esta nueva órbita.  

Dos instrumentos de esta nave espacial se vieron especialmente beneficiados por la modificación de órbita: uno de ellos es el altímetro LOLA y el otro es el aparato denominado Diviner. El primero puede obtener ahora mediciones más precisas de zonas lunares próximas al polo sur, especialmente por las mejores condiciones de iluminación que allí se presentan. Por lo que respecta al segundo, es capaz de detectar características lunares muy pequeñas, recopilando datos de mejor resolución, gracias a esta nueva órbita.  

John Keller, uno de los científicos involucrados en este proyecto astronáutico, afirmó que los polos lunares aún son sitios misteriosos, en especial en el interior de ciertos cráteres que casi no han sido expuestos a la luz directa del Sol. Allí han sido registradas algunas de las temperaturas más bajas del Sistema Solar.   #Investigación Científica

Al disminuir la órbita sobre el Polo Sur lunar, se tornan más sensibles los dispositivos del LRO, lo cual ayuda a los investigadores a comprender las dinámicas por las cuales el agua y sustancias muy volátiles podrían permanecer allí cautivas.