Conforme la sonda Dawn se aproxima al planeta enano Ceres, aumenta la expectativa en el medio científico por revelar uno de sus principales enigmas: qué origina los dos brillantes puntos que han sido detectados en su superficie. Se han propuesto varias explicaciones: hielo, agua, depósitos minerales, etc. Son varias las alternativas que maneja la #NASA al respecto. Por el momento la nave Dawn de la NASA orbita a unos 13, 500 kilómetros de la superficie del planeta enano. 

Pero el vehículo espacial aún se encuentra en una etapa inicial de su descenso. Desde el 9 de mayo emprenderá una nueva fase de aproximación, hasta posicionarse a solo 4,400 kilómetros de la superficie de Ceres. Posteriormente Dawn irá descendiendo poco a poco hasta colocarse a solo 375 kilómetros de la superficie de este cuerpo sideral, es decir, una distancia similar a la que se encuentra la ISS mientras orbita nuestro mundo. 

Ceres, localizado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, es un planeta enano de un tamaño aproximado de 950 por 932 kilómetros, es decir, mucho menor que nuestro satélite natural. En tanto descienda hasta llegar a los 375 kilómetros de altura, la sonda obtendrá imágenes y realizará un mapa de la superficie de Ceres. El objetivo de la investigación será estudiar las características de sus cráteres, pero también revelar el enigma de los puntos luminosos que aparecen en la superficie de este cuerpo astronómico. 

De entre las principales explicaciones que maneja la NASA para explicar este extraño fenómeno, sobresalen: los criovolcanes, los cuales, en lugar de arrojar lava, expulsan hielo o agua. No existe ninguno en nuestro planeta, pero han sido detectados en lunas heladas como Tritón en Neptuno o Titán en Saturno.  

Otra hipótesis que se ha propuesto acerca de los puntos radiantes de Ceres, es que pueden ser géiseres. Científicos defensores de esta explicación, argumentan que el fenómeno es visible aun cuando el planeta enano rota sobre sí mismo. Por el hecho de que la mancha se encuentra en lo profundo de un cráter, se hace patente que el fenómeno en cuestión tiene una considerable altura.   #Investigación Científica

Hipótesis adicionales que han sido planteadas por los científicos de la NASA para dar cuenta de este fenómeno son: grandes depósitos de metal o roca; vastas zonas de hielo y amplias concentraciones de sal.