Roscosmos, agencia espacial de Rusia, ha reconocido que la fecha de reingreso de la fallida nave Progress M-27M se dará el día 8 de mayo. Además, los científicos dedicados a este proyecto han calculado la hora de ocurrencia de este suceso a las 21:55 hora rusa. El carguero espacial, mismo que quedo volando sin control por dificultades técnicas, finalizará su odisea un día antes de lo que se había anticipado, de acuerdo a los cálculos iniciales de los expertos de Roscosmos.

De acuerdo a un comunicado difundido en su sitio web, la agencia espacial rusa no especifica en donde piensa que se precipitarán los trozos de la Progress. Los especialistas rusos afirman que la nave se desintegrará en su mayor parte al ingresar en la atmósfera terrestre y solo unos fragmentos de este artefacto podrían alcanzar la superficie terrestre.

Con relación a lo anterior, la Agencia Espacial Europea (ESA) mencionó que en sesenta años de misiones astronáuticas, ninguna persona había sido impactada por algún fragmento de un satélite o vehículo espacial en su reingreso a la Tierra. Además, la ESA aseguró que la gente está expuesta a riesgos más considerables en su vida diaria, como al transportarse en automóvil o en avión. 

Los expertos de la agencia espacial europea puntualizaron que es importante comprender que el peligro que corre una persona de que le caiga un fragmento de basura espacial es realmente mínimo. La nave Progress- vehículo no tripulado-, fue enviada al espacio la semana anterior. Tiene un peso aproximado de 7 toneladas. La carga que transportaba está integrada por depósitos de oxígeno, agua, alimentos y otros materiales que se debían entregar en la Estación Espacial Internacional.

Una falla de comunicación en sus antenas ocasionó que perdiera el control de su vuelo y al final terminó orbitando la Tierra a la deriva. Según lo que reportan expertos de Operaciones Espaciales de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Progress completa una rotación total cada cinco segundos. 

De la misma manera, durante esta semana, los científicos han observado en torno a la nave Progress, cerca de cincuenta desechos espaciales, entre ellas, la sección superior de un cohete Soyuz que sirvió para ponerla en órbita, si bien no se ha determinado el origen de estos objetos. 




#Europa #Investigación Científica