Muchas personas se mantienen atentas al variable y extremo clima que de unos años a la fecha ha comenzado a manifestarse en nuestro planeta a causa del calentamiento global, el deshielo de los polos y otros problemas medioambientales.

Sin embargo esta circunstancia no parece ser algo considerable comparándola con los meteoros catastróficos que se presentan en otros planetas como Venus o Marte. Lo anterior es algo que ha podido ser comprobado por medio de imágenes satelitales y otros recursos de investigación astronáutica. Son valiosas referencias científicas que nos ayudan, no solo a comprender mejor las particularidades naturales de otros mundos, sino las del nuestro propio, de un modo cada vez más profundo.

Estas son 5 asombrosas tormentas extraterrestres:

Tormenta Rosa de Saturno

Al hablar de tormentas espaciales de inmediato se piensa en la gran Mancha Roja de Júpiter, pero aun cuando es un fenómeno impresionante, no a la tormenta con forma de rosa de Saturno. Se encuentra en el interior de una rara nube hexagonal y abarca 2,010 kilómetros con vientos que superan los 540 kilómetros por hora. Fue fotografiada por la misión Cassini.

Vórtices polares de Venus

En el marco de una misión espacial a este planeta vecino de la Tierra, en el 2006, el satélite Venus Express de la ESA captó lo que parecía ser un torbellino o ciclón sobre el polo sur venusino. Pero lo más desconcertante es que años atrás, en 1979, había sido captada una tormenta parecida en el polo norte de Venus.

Según científicos como Itziar Garate-López de la Universidad del País Vasco, en España, estos vórtices polares son quizás, características permanentes de la atmósfera venusina. Es un fenómeno que rebasa la lógica humana: simplemente la tormenta del polo sur de Venus mide 20 kilómetros de altura, es decir, más de dos veces el Monte Everest.

Tormenta del dragón en Saturno

En el hemisferio sur del planeta Saturno aparece la llamada Tormenta del dragón. Es una tormenta extraterrestre que fue fotografiada por la sonda Cassini en el 2004. Se extiende por más de 3,200 kilómetros, es decir, es mayor que todo el territorio continental estadounidense. Además genera rayos mil veces más intensos de los que se producen en la Tierra. Aunque estos últimos no han sido observados directamente, lograron ser captados a partir de intensas señales de radio.

Extrañas tormentas espiral en Marte

En el año 1999 una rara tormenta fue capada sobre las capas de hielo de un polo marciano. Si bien abarcó un espacio equivalente a cuatro veces el territorio de Texas, en los Estados Unidos y que cubrió la totalidad del territorio marciano, solo duró un día terrestre antes de que se disipara en su totalidad.

Tormentas como ésta son bastante raras en el entorno de Marte, aunque había sido captada una anteriormente, en 1978, por la sonda Viking. De cualquier manera esta última no era tan grande como la registrada por el Telescopio Espacial Hubble.

Tormentas de hollín en Titán

Titán es la luna de mayor tamaño en Saturno y en lo que se refiere a sus condiciones climáticas es uno de los cuerpos espaciales más intrigantes de nuestro sistema solar. Tiene una densa atmósfera compuesta casi por completo de nitrógeno y metano, la cual, hasta cierto punto, es semejante a la terrestre. Titán es un mundo de ríos y lagos de metano, con elevadas cumbres y abundantes dunas.

Por la orientación de estas dunas, se sabe que vientos intensos y poderosas mareas gravitacionales se combinan para generar enormes tormentas en Titán. Pero además, se han detectado concentraciones de una sustancia parecida al hollín entre la arena, la cual se piensa es un residuo de la descomposición del metano en la atmósfera superior. Esto sería una muestra de qué tan intensas y volátiles son las tormentas que se presentan en este lejano mundo.  #Investigación Científica #NASA