Un grupo multinacional de científicos identificó la dinámica por medio de la cual las células tumorales consiguen salir de su sitio primario, el tumor original y ocasionar la metástasis.

Las conclusiones de esta investigación, encabezada por Manuel Esteller, importante especialista del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, en Barcelona, fueron dadas a conocer a través de la revista Nature Medicine.

Este trabajo se enfocó en los melanomas, pero los resultados se orientan a que esta dinámica se presenta en varios casos de cáncer de mama y de colon. Es importante señalar que la metástasis es causante del noventa por ciento de fallecimientos en personas con cáncer. Por este motivo es importante comprender los mecanismos involucrados y eso intentó el estudio en cuestión, Todo ello lo comentó Esteller a los medios.

La metástasis se presenta como un conjunto de eventos vinculados en el cual, a partir de un tumor, van quedando invadidos los tejidos corporales, para terminar dispersándose por el organismo entero. Uno de los temores con más potencial para ocasionar metástasis, es el melanoma. La incidencia de este mal ha ido creciendo en años recientes debido a una mayor exposición a los rayos del sol.

Los científicos involucrados en esta investigación, entre los cuales también estuvieron especialistas del Hospital General de Valencia y el Hospital La Fe, realizaron una comparativa a nivel genético de los materiales celulares del tumor primario con las células metastásicas correspondientes a un mismo enfermo.

Tratando de hallar distinciones entre ambas muestras celulares, los expertos determinaron que solo se presentó una diferente. Se trata de un gen cuya denominación es TBC1D16, presente en el tumor primario, el cual se mostró como inactivo, en tanto que en la fase correspondiente a la metástasis aparece como activado.

Esteller menciona al respecto que el gen TBC1D16 se enciende como un foco eléctrico, para orientar a la metástasis y motivar que salga del sitio donde se originó. Específicamente lo que provoca el gen TBC1D16 es estimular dos poderosos oncogenes, el EGFR y el BRAF, causando así una mayor metástasis.

Afortunadamente en el mercado ya se cuenta con un medicamento que combate a estos oncogenes y se tiene otro en fase experimental. Los científicos proponen combinar ambos medicamentos para impedir que las células metastásicas logren adaptarse y prosperar en su letal efecto.

#Salud