El famoso paleontólogo Jack Horner quien colaborara como consultor en la serie de películas “Parque Jurásico” opinó ante los medios acerca de las reales posibilidades de la ciencia actual para  revivir a uno de estos colosos prehistóricos.

Fue en el libro de Michael Crichton “Parque Jurásico” de 1990, luego adaptado exitosamente a la pantalla grande por Steven Spielberg,  que se propuso por primera ocasión la idea de revivir a los dinosaurios utilizando material genético, obtenido de ancestrales insectos capturados en trozos de ámbar.

Sin embargo, más allá de la ficción, ¿efectivamente sería esto plausible? La respuesta es rotunda: con los actuales medios tecnológicos es imposible. Es importante saber que el material genético se degrada un 50 por ciento, cada medio milenio, en los restos óseos fosilizados. Esto vuelve muy complicado rescatar algo aprovechable de los huesos de dinosaurios que se conservan en la actualidad. Proceder como se menciona en la famosa novela, tampoco es procedente, considerando que se tendría que separar el material genético del insecto y el del propio dinosaurio.

No obstante, según el mencionado Horner, existe otro modo para revivir a estas enormes criaturas. La clave de este método sería no tanto rastrear en el ayer sino en el momento actual. Esto quiere decir en los descendientes de los dinosaurios: las aves del presente. De acuerdo a Horner sería factible activar ocultos  genes en las aves para reactivar las particularidades que dejaron de lado durante su proceso evolutivo.

Este planteamiento no es demasiado fantasioso. No hace mucho un equipo de científicos de la Universidad de Chile consiguió alterar la estructura de un embrión de pollo con el objetivo de que se pareciera más a las patas de los dinosaurios. Ellos buscaban comprender de mejor manera la dinámica evolutiva que experimentaron estos colosos ancestrales.

Una prueba similar fue desarrollada por especialistas de las universidades de Harvard y Yale. Ellos desactivaron características genéticas de un pollo en estado embrionario, buscando identificar las pautas que se presentaron en la transición desde las fauces de un dinosaurio hasta el pico de un ave moderna. A final de cuentas los científicos obtuvieron embriones de pollo con el hocico y el cráneo similar al de los saurios terópodos.  #Investigación Científica