Tal vez las circunstancias propicias para la vida en un mundo con un ambiente post-cataclísmico, como el que se nos presenta en la saga de Mad Max o en el serial televisivo The Walking Dead, sean escasas o realmente poco plausibles en la realidad.

De cualquier manera hay varios sitios del mundo en donde se presentan rigurosas condiciones de vida y la carencia casi total de #Tecnología o infraestructura para favorecer la sobrevivencia de quienes allí se encuentran.

También hay que considerar los accidentes ambientales, que vuelven inhabitables vastas zonas territoriales: ese es el caso de Fukushima y su reactor averiado. Se calcula que el 70 por ciento de las familias que tuvieron que evacuar sus hogares en esta parte de Japón tendrán que esperar hasta el 2017 para retornar a sus hogares, hasta que los niveles de radiación disminuyan lo suficiente.

Ante este panorama se han diseñado por lo menos dos propuestas de viviendas con tecnología de vanguardia, capaces de garantizar la sobrevivencia de sus moradores en escenarios postapocalípticos.

Casa flor mecánica

Parecería un rígido recinto con forma rectangular. Se trata de la estructura del proyecto S.H.E.E., un prototipo de vivienda autodesplegable diseñada para entornos extremos. Desde su base rectangular se abren una especie de pétalos para darle forma a un espacio habitable con un diámetro de cinco metros que tiene lo indispensable para solventar las necesidades básicas de sus moradores. El proyecto S.H.E.E. es impulsado por los gobiernos de Francia, Estonia, Checoslovaquia, Austria y Bélgica. Será hasta el año 2016 cuando esté lista y funcional la primera de estas viviendas postapocalípticas.

La sorprendente Ecocapsule

Esta otra “casa del fin del mundo” que ofrece a quienes en ella habitan las comodidades esenciales de una vivienda común. Tiene víveres, agua potable, cama, etc. Gracias a las soluciones tecnológicas que incluye, puede autoabastecerse de agua recolectando el vital líquido derivado de las lluvias y también cuenta con sistemas de energía eólica y solar. La llamada ecocapsule puede ser llevada de un sitio a otro por medio de un remolque y usarse de diferentes maneras: como centro de apoyo humanitario, refugio de emergencia, cuarto de alojamiento e incluso improvisado laboratorio.

Además, esta casa con forma de huevo para sobrevivir en escenarios postapocalípticos cuenta con sanitario de compostaje, un sistema de ducha y una red recolectora y filtradora de agua de lluvia que garantiza suficiente agua potable para quienes habiten la Ecocapsule. Esta vivienda de vanguardia fue diseñada por arquitectos eslovacos y será comercializada cabalmente en el 2016.

#Ecología #Investigación Científica