Los expertos se manifiestan asombrados e incapaces de ponerse de acuerdo acerca a la especie a la que pertenece esta rara criatura. La comunidad científica rusa ha comenzado una gran controversia por los restos de un animal marino desconocido que apareció muerto en una playa de la ínsula rusa de Sajalín.

La bestia tiene dos veces el tamaño de una persona y una boca de gran tamaño similar al pico de un ave. En cierto sentido tiene gran similitud con el delfín indio que habita en el río Ganges, si bien a los científicos les sorprende la pelambre que deja ver este ser en la cola. Parecería ser un extraño mutante de las profundidades del mar.

Nikolav Kim, del Instituto de Investigación de Pesca y Oceanografía de Sajalín, comentó a un medio local que se trata de una especie sumamente rara. Desde su perspectiva se trata de un delfín de tamaño descomunal que no pertenece a aguas rusas. Kim piensa que la bestia marina fue llevada hasta esas latitudes por una corriente de agua cálida. Pero este mismo experto considera también asombroso que el animal tuviera pelo. Kim sostiene que los delfines por naturaleza carecen de cualquier pelambre.

El descubrimiento de este monstruo marino en las cercanías de la terminal aérea de Shakhtersk provocó una enorme polémica en las redes sociales. Ciertos internautas aseguran que se trata de un delfín de los que nadan en el río Ganges, en la India, Nepal, Bangladesh y Pakistán. Es una variedad de delfines que se distingue de las demás por contar con una sutil joroba triangular en la zona donde los cetáceos de esta clase tienen la aleta dorsal.

El problema es que estos delfines son mucho más pequeños y por supuesto no tienen pelo alguno. Uno de los lugareños afirmó a un medio de comunicación ruso que muy posiblemente el verano de esa nación euroasiática sea tan frío que los delfines indios que llegaran a extraviarse por esas latitudes del mundo, se cubrirían de hielo en poco tiempo.

Este hallazgo de un monstruo marino muerto en la isla de Sajalín, tiene especial interés para la criptozoología, es decir, el estudio de los animales más extraños y está relacionado con el fenómeno de los globsters. Se trata de grandes masas de restos orgánicos que de vez en cuando van a dar a las playas y que no pueden ser identificados por los científicos a las especies que pertenecen, por lo que podrían relevar la existencia de animales marinos sorprendentes y desconocidos.

#Investigación Científica