La sonda New Horizons por fin tuvo su primer acercamiento con Plutón. Luego de casi una década de surcar el firmamento, la nave propiedad de la #NASA arrojó el primer dato importante de la investigación: la lejana estrella es un poco más grande de lo que se pensaba.

Relegada a la categoría de "planeta enano", dado que su diámetro es menor que el de luna terrícola; el planetoide reivindico discretamente su orgullo. La información recibida, arrojó que su circunferencia real es de 2,370 km, es decir, 80 km extra de lo que se tenía calculado.

Viajando a una velocidad de 48,600 km/h, la misión por fin se situó a 12,500 km de Plutón -la misma distancia entre Nueva York y ciudad hindú de Mumbal y el punto más cercano que se espera alcanzar, detalló la NASA-, desde donde tomará fotografías y lecturas no sólo de la superficie plutoniana, también explorará las lunas del planetoide.

Sin embargo, este lapso positivo vivirá momentos de tensión. Mientras hace el recorrido en las inmediaciones de Plutón (proyectado para la tarde de hoy) se perderá cualquier contacto con el centro de mando terrestre por cerca de 24 horas. Ante la imposibilidad de supervisar en tiempo real lo acontecido, New Horizons quedará a expensas de sufrir cualquier accidente. Con todo, los científicos esperan obtener resultados positivos.

Después de que se reestablezca la comunicación, deberán pasar 16 meses para que toda la información recabada, llegué a las terminales de nuestro planeta. La espera sin duda valdrá la pena, opinan especialistas. Los reportes recabados hasta el momento han aportado nuevos conocimientos acerca de la remota estrella, tales como la existencia de un estrato de hielo y metano en el extremo norte, las imágenes de impresionantes cráteres y montañas o la sospecha de que se compone en mayor proporción de roca.

Pero el trabajo de New Horizons no terminará aquí. Luego de concluir los análisis de Plutón, continuará su travesía, ahora con rumbo al cinturón de Kuiper, formación de asteroides que también orbita en torno al sol, con el objetivo de extender su racha de valiosos descubrimientos.

New Horizons despegó de Cabo Cañaveral el 19 de julio de 2006, cargando además de las esperanzas de las personas implicadas en el proyecto, una serie de objetos representativos: monedas y banderas estadunidenses, una placa con la frase "Plutón, aún sin explorar", fragmentos del cohete Space Ship One, y a modo de homenaje, las cenizas de Clyde Tombaugh, astrónomo que descubrió Plutón. #Tecnología #Investigación Científica