Por Mitzi Vera

Música, del griego mousike significa el #Arte de las musas. La disciplina nos ha hecho llorar con canciones tristes o saltar de emoción con algún himno.

¿A qué se debe? Existen tres regiones en el cerebro que reconocen la melodía y el ritmo: la zona bulbar, el diencéfalo y la corteza cerebral.

¿Qué es cada una?

La experiencia rítmica se encuentra en la zona bulbar, en la cual está también el nervio abducens.

El mensaje afectivo de la música se encuentra en el diencéfalo, el cual está entre los hemisferios de la corteza cerebral. Es en este sitio en el que hallamos los sentimientos y las reacciones que provoca una melodía en nuestro ser.

La corteza cerebral es la que complementa a las partes ya mencionadas, debido a que el cerebro es uno solo.

Para Platón, la música servía para calmar el espíritu. Una vez que escuchamos una canción el cerebro la procesa y la interpreta.

Cuando sentimos placer después de oír una pieza es gracias a la dopamina, hormona que se encuentra sobre todo en los animales vertebrados que activa los receptores y que es liberada por el hipotálamo; la enfermedad del Parkinson, por ejemplo se debe a la falta de dicha sustancia.

Según la doctora y especialista Josefa Lacarcel, la música modifica las meta endorfinas del cerebro, las cuales se liberan a través de neurotransmisores que causan placer.

De igual manera, afirma que escuchar y hacer música desarrolla no solo la creatividad, sino que facilita la comunicación entre los seres humanos.

Los beneficios al escucharla

  • Cuando escuchamos música se activan todas las partes del cerebro.
  • Se activa el sistema inmunológico.
  • Está comprobado científicamente que quien estudia este arte, tiene un coeficiente intelectual más alto que el que no interpreta.
  • Reduce el dolor crónico hasta un 21%, se liberan endorfinas.
  • Reduce el estrés, principal causante de nuestras enfermedades.
  • Facilita el sueño por lo ya mencionado de la dopamina.
  • La música une a personas, les ayuda a socializar. Es de ley en una cita “¿Qué música escuchas?”.