Si estás por iniciar una carrera universitaria, estarás de acuerdo en que, tan importante es la elección de la carrera, como del lugar, #Universidad o campus en donde te gustaría llevara cabo esta actividad.

 

Sin embargo no solo es dejarse llevarse por las instalaciones de primer nivel que ofrecen las universidades privadas, sino también es de vital importancia, el conocer otras cualidades como su prestigio, capacidad de investigación y plantilla de profesores que ofrecen las cátedras en sus instalaciones.

 

En el Ranking 2015 de las mejores universidades de México, aparece nuevamente en primer lugar la máxima casa de estudios de nuestro país; La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), seguida en segundo lugar por el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) y en tercer sitio el Instituto Politécnico Nacional. (IPN)

 

El cuarto lugar lo ocupa la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el Colegio de México (COLMEX) se ubica en la quinta posición, en el sexto, séptimo y octavo lugar se colocan respectivamente la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL); el séptimo sitio le favorece a la Universidad de las Américas en Puebla(UDALP); en octavo sitio se encuentra la Universidad de Guadalajara (UDEG) en noveno lugar el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y en décimo lugar encontramos ala Universidad Iberoamericana (UIA)

 

Es de llamar poderosamente la atención que en los tres primeros sitios, sean dos instituciones de #Educación Superior, la UNAM y el IPN, de carácter público que laboran en base al presupuesto que ofrece el gobierno federal gracias, a los impuestos que tanto usted –estimado lector- como un servidor, ejerce en base a los impuestos que le entregamos a la federación.

 

Sin embargo y el contraste principal existe en la búsqueda y oportunidades de empleo para los jóvenes egresados, quienes cuando terminan sus carreras de estas instituciones, los grandes corporativos no solicitan ni desean conocer a estos jóvenes egresados a nivel licenciatura.

 

Las grandes empresas piden reclutar a jóvenes egresados de universidades privadas como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Anáhuac, la Universidad del Valle de México y tantas otras universidades que han hecho de la mercadotecnia su mejor arma de crecimiento.

 

¿Por qué no ofrecer las mismas oportunidades a los jóvenes egresados de Universidades Públicas así como a los egresados de instituciones pública?

 

Veremos la respuesta con el paso del tiempo. #Escuela