Ciudad de México/Blasting News.- El pasado 13 de febrero, a partir de las 11 de la mañana, cientos de personas se reunieron en la explanada del Museo de las Ciencias de la UNAM (Universum) para participar en la apertura de la Semana de la Luna, evento donde se conmemora al satélite natural de la Tierra, entre conferencias, talleres y otras actividades que buscan brindar —a un público de todas las edades— esa experiencia única e inolvidable que nadie debe perderse.

El evento inició en punto de las 11 de la mañana con un curso rápido sobre el armado de los telescopios, dedicado a esas personitas que han descuidado su valioso instrumento ante el temor de armarlo erróneamente; más tarde, a partir de las 12:00 horas y utilizando telescopios especiales, los asistentes tuvieron la oportunidad de observar las manchas solares para conocer más sobre la actividad del Sol. El “Picnic en la Luna”, por otro lado, permitió a chicos y grandes disfrutar una tranquila velada en compañía de la Luna y sus seres queridos (algunos, incluso, aprovecharon para festejar con antelación el Día del amor y la amistad).

El Universum, uno de los #Museos más emblemáticos de la Ciudad de México, e incluso de todo el país, también ofreció una obra de teatro guiñol titulada La creación de los cuatros soles y uno más, donde los actores cobraron vida gracias a un juego de sombras que atrajo inmediatamente la atención de chicos y grandes: de manera creativa, los pequeños personajes explicaron la creación de los cuatro soles, mito —de origen náhuatl— que narra las distintas circunstancias que desembocaron en la creación del Sol y la Luna. En los "Talleres Lunáticos", por otro lado, niños y no tan niños podían realizar un llavero con forma de luna, pintar estrellas en una galleta o armar un modelo a escala de nuestro satélite para comprender mejor la naturaleza de sus movimientos; y por si fuera poco, también se abrió un espacio para observar la Luna a través de telescopios profesionales.

El punto fuerte de la apertura, sin embargo, inició a las 19:00 horas, con la conferencia La Luna, en manos de Julieta Fierro, la rockstar de la astronomía —según la definió una de las organizadoras—. Fierro Gossman quien es Investigador Titular de tiempo completo en el Instituto de Astronomía de la UNAM y profesora de la Facultad de Ciencias de la misma institución (su curriculum es algo astronómico), explicó de una manera pedagógica y divertida cómo inició la leyenda del conejo en la Luna, por qué el satélite siempre le da la misma cara a la Tierra, por qué tiene cráteres y los nombres que Galileo les dio, cómo pudo formarse y por qué genera las mareas, entre otros detalles.

"Así que para los antiguos moradores mesoamericanos, la Luna era un conejo dentro de una vasija. La vasija estaba rodeada de una piel de jaguar porque las pintitas de la piel del jaguar eran la representación mesoamericana de la noche, porque el jaguar tenía pintitas como el cielo en la noche tiene estrellas, y además las estrellas eran también los ojitos del cielo." explicó Julieta Fierro mientras los asistentes tenían la oportunidad de echar un vistazo a las réplicas de algunos códices mesoamericanos.  

Finalmente, se cerró la velada con un concierto de rock que hizo vibrar a todos los presentes.

Debemos recordar, sin embargo, que éstas son sólo algunas de las actividades que formaron parte de la apertura; en los próximos días el Universum ofrecerá más eventos y actividades, como la videoconferencia The New Moon: Exploring the Moon with #NASA o el “Campamento lunar”. Para obtener mayor información pueden consultar el programa completo en la página oficial del Universum. #Educación