Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, pero, ¿desde cuándo esto ha sido así? Investigadores han encontrado recientemente restos de caninos enterrados junto a restos humanos en yacimientos prehistóricos ubicados cerca del Lago Baikal en territorio siberiano. Los vestigios hallados tienen aproximadamente de 5 a 8 mil años de antigüedad.

Un estrecho vínculo entre especies

Según el científico Robert Losey, perteneciente a una institución universitaria canadiense, este hallazgo en el norte de Rusia se perfila como una de las evidencias de mayor antigüedad acerca de la domesticación de canes, pero además, de que los perros eran tan valorados como los seres humanos en el entorno de las incipientes comunidades prehistóricas.

Losey destaca que los perros, cuando fallecían, eran tratados de manera parecida a los humanos difuntos. Eran ubicados con cuidado en el interior de fosas, algunos portando collares ornamentales u objetos de uso cotidiano como rústicas cucharas. Al parecer aquellos humanos ancestrales creían que los muertos, hombres y perros, tenían almas y vida ultraterrena. Losey destaca el caso de un hombre que fue enterrado en una tumba teniendo a cada lado uno de sus perros.

Animal importante en la historia humana

Esta clase de evidencias revela que los perros, a diferencia de otras especies, parecen haber tenido una especial importancia para las primitivas comunidades humanas. El mencionado investigador pondera que, en cuanto se detectaron restos de canes similares a las razas actuales, hace 14 mil años aproximadamente, comenzaron los enterramientos de perros.

Expertos de la #Universidad de Alberta, por medio de cuidadosos análisis químicos, detectaron que los canes descubiertos en el Lago Baikal, eran alimentados con idéntica dieta que los humanos. Losey explica que, gracias a este hallazgo se ha podido determinar que los humanos prehistóricos cuidaban y querían a sus canes del mismo modo en el que lo hacemos actualmente, pero interactuaban más en los trabajos cotidianos de los hombres, por ejemplo, en la cacería.

El origen del perro doméstico

Los científicos piensan que los perros modernos, con todas sus distintas razas, descendieron del lobo gris de Eurasia, especie de cánido que experimentó una ramificación y dio inicio a una interacción con los humanos hace unos 40 mil años. Losey considera que los lobos, tal vez buscando alimento, fueron acercándose cada vez más a las primitivas comunidades humanas y perdiendo la inhibición con los hombres, se prestaron para ser domesticados y posteriormente criados de manera selectiva.

Pero no todo es tan sencillo, ya que, de acuerdo a los vestigios hallados en Siberia, perros (y renos) parecen haber sido domesticados para jalar trineos, al haberse hallado también objetos parecidos a rústicos arneses. De igual manera, esta misma investigación reveló que los hombres prehistóricos llegaron a alimentarse de perros, en un hábito que se repitió posteriormente en otros periodos de la historia. #Europa #Investigación Científica