La empresa Hanson Robotics en Japón, dirigida por el Dr. David Hanson, se ha dedicado a desarrollar programas de inteligencia artificial por décadas y recientemente han presentado su última innovación: Sofía. El androide (parecido físicamente al humano) puede mantener una conversación, reconocer rostros y hacer expresiones faciales, lo cual hace que sus creadores afirmen que tiene la capacidad de aprender y responder de forma creativa. 

(Video en inglés)

La presentación del androide consistió en una entrevista que le realizó creador, donde la máquina se asumía como una mujer que pensaba en arte, familia e incluso, se asumía como una persona no jurídica, lo cual no la consideraba como un ser humano aún, pero lo más controversial del diálogo, fue su afirmación al querer destruir a los humanos, lo cual ha desatado polémicas y comentarios sobre la posibilidad de que sea una respuesta programa o realmente sea un "pensamiento" de la máquina.

(Video en español)

La inteligencia y sus misterios

La inteligencia ha sido estudiada desde distintos enfoques, como el psicológico, biológico y social, entre muchos más que intentan explicar su origen y funcionamiento. Buscar una sola definición es una tarea compleja, por un lado, se asegura que la inteligencia se mide a través de un test de coeficiente intelectual, por otro, que  existen inteligencias múltiples, sin embargo, hay algunas aproximaciones que invitan a la discusión, por ejemplo: 

"... capacidad para adaptarse a circunstancias, resolver problemas, de modificar medios y/o fines, de tener metas en diferentes escalas (a corto, medio, y a largo plazo) y saber ordenarlas en prioridad... tener memoria... ser capaz de diseñar tácticas y estrategias... La inteligencia es la capacidad de aprender del error." ( Horchel y Gómez, 2000, p. 26-27)

Por lo tanto, cuando se habla de inteligencia artificial, los expertos se basan en las conexiones cerebrales para imitar algunas características anteriores y recrearlas en sistemas, por ejemplo, en la medicina o en los videojuegos, al ofrecer una experiencia virtual cada vez más intuitiva y "realista", el usuario se puede identificar y modificar las plataformas de juego, entre otras alternativas. 

Hay muchos ejemplos representativos en el cine, como en Metrópolis (Lang, 1927) y el perverso androide que suplanta a uno de los personajes; 2001: Odisea en el espacio (Kubrick, 2000) la computadora HAL 9000 que condena la duda; Y el más reciente entreno de Star Wars: Episodio VII- El despertar de la fuerza (Abrams, 2015), donde la inteligencia artificial es cotidiana y reflejada en múltiples personajes.

Si existe o no la inteligencia artificial, es un tema que requiere atención y reflexión sobre nuestra condición humana y lo que esperamos de las relaciones sociales en un futuro. 

 

¿Puede cambiarse la historia de la raza humana?

Inmortalidad, científicamente posible en sólo 30 años más

NASA enviará un Rover a vela para explorar Venus en 2023 #Tecnología #Investigación Científica #Redes Sociales